EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 220 –  OCTUBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

ACTIVIDADES

Ediciones anteriores




REPORTAJES

RETOS DE GESTIÓN FORESTAL ANTE LA MASIVA MORTANDAD DE ÁRBOLES SUFRIDA EN LA SIERRA DE BAZA (GRANADA).

En el reportaje se destaca como es fundamental en la gestión forestal y control de las plagas forestales, su detección temprana, antes de que se hagan epidémicas y se haga muy complicado y costoso su control.

Otros reportajes


Fichas DE PLANTAS

 

Etnobotánica de la Sierra de Baza. Cada mes una nueva ficha de plantas de la Sierra de Baza, con especial atención a su aprovechamiento y uso, desde siempre, por parte el hombre


Consejo de redacción

Únete a nuestro grupo en facebook

O siguenos a través del blog

 

POR AGUSTIN ORDUÑA

 

© Agustín Orduña

 

DESCRIPCIÓN

 

Brintesia circe, vulgarmente llamada Rey Moro, es una mariposa de tamaño medio con una envergadura alar de 32-36 mm.,  en los machos y hasta 40 mm en las hembras.

Esta es una mariposa en que el dimorfismo sexual queda relegado exclusivamente al tamaño corporal, siendo las hembras un poco más grandes que los machos.

El anverso se caracteriza por poseer un color marrón oscuro, tirando a negro, con bandas blancas posdiscales muy llamativas, que aparecen muy paralelas al borde del ala. Quedando interrumpida, por las venas formando islotes blancos, en las alas anteriores, las cuales también poseen un ocelo negro cerca del ápice.

El reverso muestra una coloración críptica, con tonos marrones y grises, atravesada por una banda postdiscal blanca muy marcada. El ala anterior muestra un ocelo negro con pupila blanca. Ambas alas muestran fimbrias ajedrezadas.

Su estado de conservación no reviste preocupación y no se encuentra incluida en la Lista roja de la UICN ni en el Atlas y libro rojo de los invertebrados amenazados de Andalucía.

 

CICLO BIOLÓGICO Y ALIMENTACIÓN

 

                                                        

Es una especie univoltina, vuela en una sola generación anual, de Julio a Agosto.

La hembra dispersa los huevos en pleno vuelo sobre gramíneas que serán la planta nutricia de las orugas. Estos son pequeños y alargados. Poseen una coloración críptica formada por la alteración de finas líneas de diversos tonos de marrón, gris y blanco, que se asemeja mucho a los colores de un tallo de gramínea seca.

La oruga se alimenta lentamente en verano y otoño, en función de la disponibilidad de alimento estival, o bien entra en diapausa o adopta una alimentación ralentizada en el segundo o tercer estadio. Durante la primavera entra de nuevo en actividad, alimentándose de diversas gramíneas de los géneros Brachypodium, Bromus, y otros.

Las orugas invernan y se alimentan de varias gramineas.

Durante el mes de mayo hace la crisálida entre la vegetación del suelo y los primeros adultos vuelan desde junio hasta septiembre. Es una especie de hábitos discretos, aunque a diferencia de otros satirinos, se muestra más activa y social. A veces su comportamiento es gregario en torno a las zonas donde abundan las gramíneas y las fuentes de néctar.

Las principales plantas nutricias pertenecen a los géneros: Festuca, Bromus, Cynodon, Lolium, Brachypodium, etc.  

Esta especie hiberna desde finales del verano hasta el año siguiente, en forma de crisálida. Esta queda protegida y camuflada bajo la hojarasca o piedras, justo debajo de la planta nutricia.

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

 

 

Es posible encontrarla, en claros de arboledas, bosques, veredas y caminos, posada sobre piedras y troncos de árboles, siempre con las alas cerradas. Prefiere ambientes secos. Se localiza desde el nivel del mar hasta los 1.900 msnm, desde Europa occidental hasta Asia Central.

 

COMPORTAMIENTO

 

 

Esta es una mariposa a la que es posible acercarse bastante, sin que levante el vuelo ya que confía mucho en la coloración críptica de su reverso alar. Por ello no es posible ver su anverso, salvo cuando está en pleno vuelo, cerrando siempre las alas cuando se posa.

Quizás lo más destacable de esta mariposa es la capacidad de emitir sonidos que poseen las hembras. En concreto en este caso se trata de una estridulación (producción de sonidos haciendo rozar dos partes del cuerpo) que es audible, perceptible para los humanos a una distancia de 3 a 8 m. Lo más curioso es que no se conoce aún el método de estridulación, pues no se conoce el mecanismo mediante el cual producen sonidos parecidos a los de ciertos saltamontes. Según las investigaciones este mecanismo sólo es usado por las hembras que ya han sido fecundadas y constituye una señal específica de rechazo o intimidación hacia los machos que intentaran copular de nuevo con ellas. Estaríamos por tanto ante un sofisticado sistema de comunicación intersexual. Es  más la estridulación es acompañada con un comportamiento verdaderamente agresivo por parte de las hembras fecundadas hacia los machos que se acercan. Estas conductas, sin embrago, están ausentes en las hembras que aún no han copulado.

 

Fuentes: Biodiversidad virtual, Wikipedia, Waste Magacine, Mariposas por la vida – en memoria de Gabino Martin.