EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXIII
Nº 264  JUNIO 2021
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

AGENDA

Ediciones anteriores




 

Los molinos de nuestra sierra, son molinos llenos de historia, tanto de familias como de vivencias. Son nuestra Historia

 

Museo Molino de Monzovo de Taramundi, Asturias.

 

PSB 01/06/2021

El sistema del molino de cubo fue introducido en España por los árabes en la Edad Media, desarrollándose extraordinariamente con posterioridad. En efecto, la técnica más común en Al-Andaluz fue la creación de un cubo vertical que recogía el agua procedente de una acequia o de una balsa.

 

El proceso de la molienda

 

El proceso de la molienda, vamos a estudiarlo a partir de dos procesos, independientes, pero complementarios, el del agua, y el del grano:

El agua en la molienda. El molinero comprobará, en primer lugar, que la balsa se encuentre a plena capacidad para iniciar la molienda. El agua de la balsa pasará al cubo, y de allí, a través del caño, al rodete. Ayudado por la gayata, el molinero abrirá el paso del agua, la botana, dejando discurrir en mayor cantidad al principio a fin de lograr que la fuerza del agua imprima movimiento al rodete. Una vez puesto en funcionamiento, el molinero regulará la cantidad de agua que debe incidir dependiendo del tipo de cereal que se vaya a moler, que necesitará de una mayor o menor velocidad. Una vez cumplida su misión de alimentar el rodete, el agua volverá a su cauce.

El grano en la molienda. El primer paso al que se somete al grano cuando llega alMolino es la “limpia”. El grano deberá ser introducido en la porgadera para librarlo de impurezas.

Dependiendo de la calidad del cereal, éste requerirá cierto grado de humedad para su molturación, por lo que se “rosa”, se le echa agua gota a gota, en la misma máquina de la limpia, y se deja reposar durante cuarenta y ocho horas, que será cuando esté listo para moler.

Se introduce el grano en la tolva desde donde se distribuye a las muelas. Lo deposita en la muela “solera”, y merced al movimiento de la “volandera”, se distribuye uniformemente, y mediante frotamiento, se muele el cereal convirtiéndolo en harina, que el guardapolvos direcciona hacia el harinal. Dependiendo de la calidad de la primera harina resultante de la molturación, el molinero hará uso del aliviador para acercar o separar las muelas.

El ruido delatará al molinero si las muelas están sin grano, y el olor, que la harina se tuesta, y por tanto habrá que separar más las muelas.

La harina proveniente de la molienda contiene los restos de la cáscara del cereal, y por tanto o sirve todavía para hacer pan. Antes habrá que “cernirla”. Pero esto se hará ya en casa del labrador, mediante “cedazo”. Había casas que poseían una máquina para ello, el “torno”, que mediante un sistema de cedazos seleccionaba el resultado de la molienda en harina (para el pan), menudillo (se empleaba en las farinetas) y salvado (para los animales).

El pago al molinero por sus servicios se realizaba con una porción del grano molido, en especie. Y en los últimos tiempos, en dinero.

***

Una vez realizado este estudio, y conociendo tanto las partes del molino como el proceso de su funcionamiento, pasamos a completar este trabajo con una reseña de los principales molinos harineros de la Sierra de Baza, catalogados por los arroyos o ríos de su localización:

 

Arroyo Balax:     

                                                                                           

Molino de Gasoil de Benacebada

 

Molino de Amparo

 

Molino del Lanuo

 

Imagen no disponible

  Molino de los Rodeos

 

Imagen no disponible

  Molino del Lugarillo. En las proximidades de Rejano

 

 

Arroyo Uclías:   

 

Molino del Merguillero

 

   

Molino de la Tía Anica.

A la izquierda en enero-2004 y a la derecha, en la actualidad (mayo-2021)

Estas dos imágenes son muy ilustrativas del irreversible proceso de deterioro y destrucción que están sufriendo estos molinos.

 

Molino del Tío  Cananeas o del Sapo

 

Molino de los Moralicos

 

Molino de Hilario

 

 

Arroyo de Morax o de Tablas:

 

Molino de Tablas o de Narciso

 

Imagen no disponible

Molino Collado. En las proximidades de Los Olmos

 

 

 

Arroyo Bodurria:

 

Molino de Barragán o de las Casas de Santaolalla

 

Molino de la Solana

 

Imagen no disponible

Molino de las Maravillas. Bastidas

(Ya no existen apenas  vestigios, solo se conserva en buen estado un acueducto de acceso del agua)

 

 

Rio de Gor:

Imagen no disponible

Molino de Los Pulidos

(En las inmediaciones del nacimiento del Río de Gor, en estado muy ruinoso)

 

Imagen no disponible

Molino de Tristán

 

Molino de Julián o de las Juntas

 

Imagen no disponible

Molino de Justicia

(Ya no existen apenas  vestigios)

 

Molino de la Sotana (Aldea de los Corrales)

 

Molino los Camilos  (Aldea de los Corrales)

 

Imagen no disponible

Molino de Agustín Morillas

 

Molino Ballesteros

 

Imagen no disponible

Molino Marranero

 

Molino de Blanco

 

Imagen no disponible

Molino del Renco

 

Imagen no disponible

Molino del Míratero

 

Imagen no disponible

Molino de Juan Guadix

 

 

Conclusiones

 

Necesitamos salvaguardar este rico patrimonio, dedicado a la producción y transformación del trigo y de la harina, reflejado en este caso concreto, en los molinos hidráulicos.

Este patrimonio cultural es fundamentalmente arquitectónico, industrial e histórico y a la vez etnográfico. Lo que hasta nosotros ha llegado de este patrimonio arquitectónico y tecnológico tradicional, hoy en franco retroceso o simple abandono, con sus tradiciones, sus matices, debe ser objeto de un proyecto que saque a la luz y ponga en valor,  la existencia de esta arquitectura industrial del agua.

Son joyas de nuestra industria rural, que se encuentran destruidos, abandonados o en un deterioro progresivo, que se debería de recuperar y ponerlos en valor museístico, por su valor etnográfico, y para que no desaparezcan de nuestro patrimonio, ni de nuestra historia.

 

Agustín de Orduña

Para proyecto Sierra de Baza.-

Fotografías de  https://stockado.photo/es/fotografias

______________

NOTA DE LA REDACCIÓN: A lo largo de estos tres últimos meses se ha venido publicando un documentado trabajo realizado por Agustín de Orduña sobre los molinos hidráulicos de la Sierra de Baza, trabajo que va a ser sintetizado en un reportaje sobre este tema, que vamos a publicar el próximo mes, con los deseos de que este importante material sea una obligada referencia a estas construcciones industriales.