EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 217 –  JULIO  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

LA HORA AZUL EN LAS PIEDRAS DE VERGARA

 

© José Ángel Rodríguez

Anochecer en las Piedras de Vergara tras una nevada en la zona.

Para visionar la imagen a gran formato o descargarla a máxima resolución, pinchar en el siguiente enlace:

http://farm4.static.flickr.com/3440/3225299300_39595210f7_o.jpg

Las Piedras de Vergara es un paraje del Parque Natural Sierra de Baza (Granada) en el que se elevan unas curiosas rocas de varias decenas de metros de altura que se presentan aisladas en el paisaje esculpidas por el viento. El origen geológico de las mismas está en su propia composición mineral, que al estar compuestas por sílice y  cuarzo, unos elementos muy duros, han soportado la erosión del viento y los agentes atmosféricos, los que han esculpido caprichosas formas en las mismas, que han inspirado y levantado la fantasía e imaginación popular creando en su entorno bellas leyendas, como la de La Maga de las Piedras de Vergara, de lectura recomendada, y a cuyo texto puedes acceder desde AQUÍ. 

LA IMAGEN: Fue tomada en la tarde-noche del pasado 16 de enero de 2009, en el paraje conocido como Piedras de Vergara (a la derecha el camino que une las aldeas de El Moro y Benacebada) en el transcurso de una gratificante sesión fotográfica en compañía de Agustín Orduña, al que va especialmente dedicada esta imagen, tras acceder a la zona, no sin cierta dificultad por la reciente nieve caída y particularmente por el barrizar de la pista forestal en algunos tramos.  

COMO SE HIZO:  El objetivo de la sesión fotográfica de que forma parte esta imagen era captar la luz en los últimos momentos del día, en varias fases, desde la puesta del sol hasta la noche cerrada, utilizando largas exposiciones y equipos auxiliares de luz. Esta imagen corresponde al momento mágico que se conoce en fotografía como “la hora azul” unos pocos segundos (aproximadamente 100) en los que el cielo adquiere un marcado color azul, de aquí el nombre, antes de imponerse la noche. Por la brevedad del momento hay que estar preparado para captarlo, siendo imprescindible el uso de trípode para la larga exposición que hay que utilizar y el auxilio de luz exterior que ilumine los elementos deseados de la escena, en este caso se optó por iluminar lateralmente desde la izquierda de la imagen una de las moles de las Piedras de Vergara, con un foco auxiliar de luz. 

La longitud focal empleada fue la de 28 mm. optando por una apertura media del diafragma f.8 mientras que la exposición (velocidad) se redujo a 30 segundos. Se corrigió la exposición manualmente, sobreexponiendo + 2/3, para ganar claridad. Finalmente para evitar la trepidación en la toma de la imagen, dada la larga exposición, además de trípode, se optó por la opción personalizada que permitía la cámara de bloqueo del espejo y además se utilizó cable disparador. Se empleó ISO 100 y para darle un tono frío a la imagen se manipuló manualmente el balance de blancos a 5.600º Kelvin. 

EQUIPO: Cámara Canon Digital EOS 1D Mark-III. Trípode Manfroto. Óptica empleada: EF24-105mm f/4L IS USM, a la longitud focal de 28 mm. Calidad: RAW, procesada a JPG, para su publicación en Internet, sin manipulación de la imagen. Espacio de color: Adobe RGB. Estilo de imagen: paisaje. Balance de blancos: manual.