EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 217 –  JULIO  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

Acerales béticos de la Sierra de Baza

 

© José Ángel Rodríguez

Zona de acerales del Calar de San Sebastián, en el Parque Natural Sierra de Baza

Para visionar la imagen a gran formato seguir el siguiente enlace:

 

http://farm3.static.flickr.com/2641/4011226516_4b0523f44d_o.jpg

 

El arce granadino (Acer granatense), una especie endémica del cuadrante del sureste ibérico y el Norte de África  y por tanto un endemismo ibero-norteafricano, es la especie dominante y más representativa de los acerales béticos del Parque Natural Sierra de Baza, en la provincia de Granada (España).

 

El arce granadino es un bello árbol que se caracteriza por la amplitud cromática de sus colores otoñales, y que van del amarillo al rojo, pasando por los colores ocres y anaranjados, siendo la especie que pone el colorido otoñal en las paredes calizas de las zonas húmedas en que se acantona. Y es que estos bosques de caducifolios necesitan precipitaciones anuales no inferior a 600 mm., además de disponibilidad de agua en verano, junto con suelos ricos en bases, por lo que siendo el clima general del Parque mucho más seco, se han refugiado en valles húmedos de la media montaña, en donde se conservan como importante reductos botánicos, con una importancia ecológica y singularidad enorme.

 

LA IMAGEN: Esta imagen puede ser un ilustrativo ejemplo del denominado “equilibrio en la imagen”. Al efecto, destacar como toda imagen fotográfica está integrada por distintos elementos. Cada uno de ellos tiene un peso virtual determinado de forma que crean entre sí tensiones o fuerzas que deben de igualarse para obtener una sensación armónica. Dicha armonía es un mecanismo automático de nuestro cerebro que nos indica si lo que tenemos delante de nuestros ojos es o no agradable desde el punto de vista estético. En este caso se ha buscado un equilibrio dinámico, el que se ha conseguido con la utilización de dos elementos, uno de ellos, el árbol del primer plano, que se ha aislado del fondo, dándole protagonismo, en el momento mágico en que recibe el contraluz del sol, el que es a la vez complementado con el bosque que se emplazada en el vértice opuesto, elementos que aparecen virtualmente unidos por una línea diagonal, que le da energía visual a la imagen, al tiempo que cumple la función de comunicación visual entre ambos: el árbol del primer plano, como ejemplar arbóreo aislado, y el bosque de caducifolios  del fondo, y que aparece formado por la presencia de distintos árboles de la misma especie, de modo que con la imagen se le da al espectador una perfecta idea tanto de las características individuales del ejemplar, como de su aspecto boscoso en el medio natural en que se localiza.

 

COMO SE HIZO: Esta imagen ha sido realizada este otoño, el pasado 10 de octubre de 2009, en la zona conocida como  Chimeneas del Calar de San Sebastián, a unos 1.900 metros de altitud, aprovechando que los caducifolios aparecían con las hojas completamente doradas, en el momento previo a su caída, en el valle serrano  que se forma al pie del Calar de San Sebastián, en un paraje donde los arces y otros caducifolios como los mostajos y guillomos, se encaraman por las rocas calizas, aprovechando la humedad de sus fisuras.

La longitud focal empleada fue la de 24 mm. para incluir dentro del encuadre la magnitud del paisaje que se presentaba ante nosotros, cerrando sensiblemente el diafragma (a f.11.0) para darle nitidez y profundidad de campo a la imagen,  mientras que la exposición (velocidad) se mantuvo en 1/160 segundo, por las buenas condiciones lumínicas que rodeaban la escena. También se corrigió la exposición manualmente, subexponiendo - 2/3, para compensar el error de medición en la luz y se calibró manualmente el balance de blancos a 6.000º Kelvin, para saturar ligeramente y de forma  natural la escena. También fue fundamental el uso de un flash externo, accionado a control remoto que iluminaba el árbol del primer plano, para que no salieran oscuras sus hojas, al tomarse la imagen en contraluz. 

EQUIPO: Cámara Canon Digital EOS 1D Mark-III. Trípode Manfroto. Óptica empleada: EF24-105mm f/4L IS USM, a la longitud focal de 24 mm. Calidad: RAW, procesada a JPG, para su publicación en Internet, sin manipulación de la imagen. Espacio de color: Adobe RGB. Estilo de imagen: paisaje. Balance de blancos: manual. ISO: 100. Filtros: Ultravioleta.