EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 217 –  JULIO  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

PRIMAVERA EN EL VALLE DEL RÍO GÁLLEGO EN CANILES 

 

© José Ángel Rodríguez

Ciruelo en floración primaveral junto al río Gállego rodeado

por una exuberante floración primaveral. 

Para visionar la imagen a gran formato o descargarla a máxima

resolución, pinchar en el siguiente enlace:

http://farm3.static.flickr.com/2761/4479287783_cd202e485e_

 

El arroyo Bodurria nace en las inmediaciones del Pico Padilla, a unos 2.000 metros de altitud y tras pasar por las aldeas de Los Mellizos y las Casas de Santa-Olalla, se lanza laderas a bajo en busca del llano, hasta encontrarse en las inmediaciones de Caniles con el Barranco Relumbre, que a estas alturas se denomina arroyo Maclite, tomando a partir de la unión del arroyo Maclite con el Bodurria, ya convertido en río de agua prácticamente continúa durante todo el año, el nombre de Río Gállego o de Caniles, como algunos también se conoce, el que unos kilómetros más abajo pasará a juntarse con el río de Baza, del que es un subafluente, que muere en el Negratín.

 

En todo este tramo bajo del río Gállego, abundan los terrenos minifundistas de riego, primorosamente cuidados, pareciéndonos en algunos casos auténticos jardines, en los que se cultivan productos de huerta y planta verde (fundamentalmente cereales que se siegan en verde y alfalfa) que se destina al alimento de los animales de carne, todo ello formando parte de una economía de autosubsistencia con una tradición posiblemente de siglos.      

 

LA IMAGEN: Este año 2010, después de un invierno con mucha agua, en el sur de España, la primavera se espera que va  a ser explosiva y en algunos valles de la Sierra de Baza, los más resguardados y acarasolados, ya se está dejando notar, como en el escenario de la foto que acompaño, en el que se ve un ciruelo completamente inundando de flores en todas sus ramas y rodeado por una exuberante floración amarilla que tapiza el cien por cien del suelo

 

COMO SE HIZO: La fotografía está tomada el 30 marzo de 2010, en los primeros días de la primavera de este año, aprovechando las últimas horas de luz del día, recibiendo el sol lateralmente y optando por abrir la longitud  focal a lo máximo que nos permitía el objetivo utilizado (105,00 mm.) para centrar la escena en el florido ciruelo, mientras que se cerraba sensiblemente el diafragma (a f.13) para darle nitidez y profundidad de campo a los detalles de la escena,  al tiempo que la exposición (velocidad) se redujo a 0,01 segundos (1/100). El resultado es una imagen nítida y enfocada en todos los elementos que nos interesaba resaltar: desde las florecillas amarillas del primer plano al ciruelo que aparece como indiscutible protagonista de la escena, desenfocando ligeramente el fondo, para realzarlo y destacarlo en el paisaje. También se corrigió la exposición manualmente, subexponiendo - 1/3, para corregir la errónea medición del fotómetro que nos daba el blanco del ciruelo, en el que estaba tomada la medición puntual de la exposición, como se trabajó el balance de blanco en manual subiéndolo ligeramente para ganar saturación de forma natural. Finalmente para evitar la trepidación en la toma de la imagen, además de trípode, se optó por la opción personalizada que permitía la cámara de bloqueo del espejo y además se utilizó disparo retardado 2 segundos.

 

EQUIPO: Cámara Canon Digital EOS 1D Mark-III. Trípode Manfroto. Óptica empleada: EF24-105mm f/4L IS USM, a la longitud focal de 105 mm. Calidad: RAW, procesada a JPG, para su publicación en Internet, sin manipulación de la imagen. Espacio de color: Adobe RGB. Estilo de imagen: paisaje. Balance de blancos: manual. ISO: 200.

FILTROS: Filtro ultravioleta.