EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 257 NOVIEMBRE 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Agustín Orduña

 

© Agustín Orduña

 

AGUSTÍN ORDUÑA / PSB

01/11/2020

 

DESCRIPCIÓN

 

 

Celastrina argiolus, conocida también como “náyade”, tiene una envergadura alar entre 24 a los 30 mm. En esta especie existe dimorfismo sexual. Las hembras son mayores que los machos, y poseen un grueso reborde negro en las alas posteriores, del que carecen los machos.

Genéricamente en ambos sexos, presenta la cara inferior de las alas blancas con algunos pequeños puntos negros, a veces desvanecidos, una raya oscura en la celda y un sombreado azul en la bases de las alas.

Los machos tienen una línea marginal oscura ensanchada en el ápice, mientras que las hembras muestran el borde de las alas anteriores  y posteriores oscurecido. Este oscurecimiento abarca más espacio en los ejemplares de la segunda generación.

 

CICLO BIOLÓGICO Y ALIMENTACIÓN

 

 

Este licénido, tiene normalmente dos generaciones al año. La primera vuela de abril a mayo y la segunda de julio a agosto. Si el tiempo es propicio puede tener una tercera generación en septiembre.

La puesta de los huevos se realiza de uno en uno en las yemas o en las misma flores.

Las orugas presentan un colorido muy variable, normalmente verdosa con una línea lateral blanquecina.

Las crisálidas son de un color ocre o verde con manchas oscuras, colocadas en el envés de las hojas o ramas.

Las orugas son polífagas, es decir, se alimentan de diferentes especies vegetales, como hiedra, acebo, brezo, retama, etc. Se asocia con hormigas durante una parte de su estado larvario. Invernan en forma de crisálida.

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

 

Celastrina argiolus libando en una flor

 

Esta especie está muy extendida en Europa y Asia, Norte de África y Norte de América.

Vive en jardines, claros de bosques, caminos, setos y matorrales, desde el nivel del mar hasta los 1.900 msnm.

Los machos suelen reunirse en Bebederos, a veces en gran cantidad.

Los machos recorren incansablemente su hábitat, con vuelos rápidos y sostenido, deteniéndose brevemente para libar. Pueden observarse con más detenimiento cuando se acercan a suelos húmedos en las horas más cálidas del día.

Las hembras apenas se separan de sus plantas nutricias, en las cuales se introducen, no sin dificultad, para realizar la puesta, por lo que es frecuente verlas con las alas deterioradas.

Aunque es de amplia distribución, es muy difícil verla por nuestras tierras.

Los ejemplares que presento los he fotografiados en la “Hoya de Baza”, en terrenos áridos, pobres en vegetación.

 

Agustín Orduña

Fotógrafo de naturaleza

https://stockado.photo/es/

https://agustindeorduna.es

 

Fuentes:

Conserjería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo sostenible de la Junta de Andalucía. Vive la naturaleza, Asturnatura, stockado.photo.