EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 222 –  DICIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Agustín Orduña

 

© Agustín Orduña

Blanca de la col, libando el néctar de una flor.

 

Pieris brassicae, vulgarmente llamada Blanca de la Col, es una mariposa de unos 55 a 65 mm de envergadura. Y se le puede ver volar en toda la Península Ibérica., desde el principio de la primavera hasta finales del otoño.

 

DESCRIPCION

 

 

El macho es de color blanco con una mancha oscura en la esquina superior de sus alas anteriores. Se diferencia de la hembra en que esta, además de la mancha posee 2 puntos negros en sus alas anteriores, por lo que existe dimorfismo sexual en esta especie.
 

CICLO BIOLÓGICO
 

© Agustín Orduña

 

Si el año se presenta favorable puede tener hasta cinco generaciones. Le gustan los prados floridos, en terrenos abiertos y huertos, desde el nivel del mar hasta zonas montañosas, colonizando tanto zonas urbanas como rurales. Se le ha visto en altitudes de los 2000 metros.

Los adultos aparecen en primavera, realizando la puesta sobre el envés de las hojas y en los tallos. Los huevos eclosionan en 5-15 días, apareciendo las orugas, que en un primer estadio se comportan de forma gregaria, observándose grupos de pequeños individuos sobre una misma hoja. Se van sucediendo las generaciones hasta la llegada del frío a mediados de otoño, entonces la última generación pupa, pasando el invierno en este estadio en el suelo y reapareciendo los adultos en primavera.

La hembra puede depositar puestas de huevos de más de cien individuos.

Esta puestas  se realiza en grupos de 20 a 50 huevos de color amarillo, bajo las hojas y en los tallos de las plantas que luego usaran las larvas para alimentarse; son alargados de hasta 1.5 mm de altura y 0,6 mm de diámetro.

Al cabo de unos 12 días eclosionan los huevos dando lugar a las larvas

Al principio son gregarias, por lo que es fácil verlas en grupos y por ello devoran todo a su paso muy rápidamente, pero conforme evolucionan se van disgregando unas de otras, creando grupos más reducidos e incluso llegando a separarse por completo. Las orugas tienen una vida aproximada de 1 mes tras el cual realizan la pupa

Las orugas pueden llegar a medir de 45 a 50 mm, y sufren varias mudas.

Tras la segunda muda permanecen en grupos de 4 o 5 individuos. Son de color verdoso, con puntos negros en el dorso, pelos cortos, cabeza verde grisácea y desprenden un olor desagradable.

Sufren frecuentes parasitación por himenópteros (avispas, abejas,… ).

La crisálida, es verde amarillenta con puntos negros, y suelen estar colocada en la planta nutricia o cerca de ellas, de la que al cabo de unos 15 días saldrá la nueva generación de adultos.

La última generación realiza la pupa, pero el adulto no emergerá hasta pasado el invierno.

 

ALIMENTACIÓN

 

 

© Agustín Orduña

 

Como plantas nutricias, se han citado crucíferas como Brassica napu, Tropaeolum majus, Reseda lutea, Cardamine sps., Raphanus alliaria y otras similares.

Antiguamente suponían una plaga para las cosechas de verduras, especialmente la col, de ahí, su nombre popular.

 

© Agustín Orduña

 

Las orugas tienen un apetito muy voraz, pudiendo producir intensas defoliaciones, alimentándose del tejido foliar, las partes blandas de las hojas tiernas, pero no le gustan  los nervios porque son más duros de roer, dejando un aspecto muy característicos en las hojas de las plantas que han sido atacadas por estas orugas.

 

DISTRIBUCION Y HÁBITAT

 

© Agustín Orduña

 

Esta extendía por el norte de áfrica, Europa, oriente medio y Asia. Se encuentra presente en toda la península ibérica y balares. Es migratoria.

Se encuentra muy presente en toda la hoya de Baza y en el parque natural de la Sierra de Baza. Por lo que es muy fácil verla volar e identificar.

 

© Agustín Orduña

 

Fuentes: Biodiversidad virtual, Wikipedia, Waste Magacine, Mariposas por la vida – en memoria de Gabino Martin.

 

Agustín Orduña

Fotógrafo de naturaleza