EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 214 –  ABRIL 2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Asistió  la Delegada Territorial de la Consejería de Medio Ambiente, Inmaculada Oria, el Presidente de la Junta Rectora, técnicos del Parque, el Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Baza  y una representación de la Asociación Proyecto Sierra de Baza

 

© Proyecto Sierra de Baza

Alguno de los asistentes a la visita al Parque Natural Sierra de Baza, en la zona del Monte de Los Frailes, donde han muerto ya miles de árboles

 

Como compromiso asumido y consensuado en la visita que se giró al Parque Natural Sierra de Baza el pasado 1 de julio (puede ampliarse información AQUÍ), tenía lugar una nueva visita al Parque Natural Sierra de Baza en la mañana del miércoles 28 de septiembre para valorar sobre el terreno la situación que presen su masa forestal, conociendo las medidas que está previsto adoptar y proponiendo lleven a cabo otras.

 

La reunión comenzó en el Ayuntamiento de Baza, en el que tuvo lugar una rueda de prensa con los medios de comunicación locales, en la que intervinieron Pedro Fernández Peñalver, alcalde de Baza, José Ángel Rodríguez, presidente de la Asociación Proyecto Sierra de Baza e Inmaculada Oria, Delegada Territorial en Granada de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio. Exponiéndose una serie de puntos, en los que coincidieron respectivamente Rodríguez y Oria, como eran los de que había remitido la intensidad y vigor de la plaga de procesionaria en el Parque, encontrándose recuperadas muchas zonas que sufrieron una intensa defoliación en los pasados meses, como la zona de El Tesorero o del pinar oromediterráneo, también se coincidió en que era necesario controlar la población de muérdago, una plaga del pino que estaba suponiendo la muerte de muchos ejemplares y que había que controlar para que no se instalara en el pinar oromediterráneo.

 

La mayor amenaza los insectos perforadores

 

También se coincidió por José Ángel Rodríguez e Inmaculada Oria, en que la mayor problemática que presenta el Parque Natural Sierra de Baza se localiza en la zona de los monte de Los Frailes, Las Hermanicas y sus entornos, donde habían han muerto miles de pinos en los últimos meses, particularmente Pinos resineros (Pinus pinaster) que se encontraban muy debilitados por la sequía y la plaga de procesionaria que habían sufrido y ahora estaban siendo atacados por los insectos perforadores (Tomicus sps. y otros) los que se estaban cebando sobre los mismos, de un modo oportunista. Una problemática que se teme se extienda por otras zonas del Parque y se convierta en epidémica afectando a pinos sanos, dada la magnitud que están tomando estas plagas y las zonas afectadas.

 

El recorrido por el Parque Natural Sierra de Baza

 

© Proyecto Sierra de Baza

Panorámica del Camino de Benacebada a su paso por el Monte de Los Fraile, en la que se aprecian gran cantidad de pinos muertos (color marrón).

 

El recorrido programado, y que fue fijado previamente por la Asociación Proyecto Sierra de Baza, preveía entrar por la pista forestal de Banacebada, en dirección a Los Frailes, para pasar por el Tesorero, Pinarillo y Prados del Rey saliendo a la A-92N por Narváez. Un recorrido con un total de poco más de 80 Kms., que cruzaba el parque de este a noroeste, y que preveía efectuar paradas intermedias en la zona del Monte de Los Frailes, Tesorero, Arredondo, Pinar Oromediterráneo y la Canaleja Alta.

 

Pasamos a comentar y valorar brevemente esta visita, con algunas imágenes ilustrativas de la misma.

 

Montes de Los Frailes y las Hermanicas

 

© Proyecto Sierra de Baza

Paraje de los Montes de Los Frailes y Las Hermanicas, en una imagen tomada desde un cortafuegos.

En la zona de Los Frailes se efectuó la primera parada, constatando la gran mortandad de árboles, miles aunque no están aun cuantificados de forma exacta, pero podemos hablar de unos 20.000 árboles muertos ya, en una amplia y extensa zona de la cuenca del arroyo Uclías, que ha comenzando afectando exclusivamente a los pinos resineros (Pinus pinaster) pero que se constató también ha supuesto la muerte depinos silvestres de reforestación en la zona más alta, afectados por el Tomicus minor,según pudieron constatar y comprobar, sobre el terreno, los técnicos del parque con el examen de algunos de los árboles afectados.

 

© Proyecto Sierra de Baza

Técnicos de plagas examinan un pino silvestre (Pinus sylvestris) afectado por el Tomicus minor junto al Camino de Benacebada.

 

En la visita se coincidió en la gravedad de la situación. En que van a quedar amplias zonas de estos parajes sin cobertura arbórea de tipo alguno, y en la necesidad de afrontar un programa de restauración forestal de estos montes con urgencia, para que no se vean sometidos a la degradación y a la erosión, también en la necesidad de controlar la importante plaga de insectos perforadores que están cebándose sobre estos debilitados pinos, actuando como insectos oportunistas, para evitar se extiendan a otros parajes del parque y se haga epidémica esta plaga. Según informaron los técnicos de plagas de la CMA, Juan Sánchez y Antonio Muñoz,  la principal especie presente era el Orthotomicus erosus, una especie que afecta principalmente a árboles que presentan estrés, desequilibrio fisiológico o debilitamiento en general, y sobre la que puede ampliarse información AQUÍ, aunque en menor medida también estaban presentes otros insectos perforadores propios de los pinos, que habían encontrado en estos debilitados árboles unas condiciones óptimas para establecerse y expandirse.


© Proyecto Sierra de Baza

Pinos afectados por los insectos perforadores que han muerto estos días, conservando aún las acículas secas sobre sus ramas.

 

Las previsiones que hay para esta zona es que unos pocos años mueran prácticamente todos los miles de pinos que hay en estos montes, quedando algunos ejemplares aislados, particularmente de pino carrasco (Pinus halepensis), que parecían mostrarse más resistentes y fortalecidos ante estas adversidades, que otras especies de coníferas y también algunas encinas, aunque es una zona en que hay muy pocas encinas naturales, particularmente en la zona más afectada de los montes de Los Frailes y Las Hermanicas. Si esto lo relacionamos a su vez con las bajas precipitaciones que están registrándose en los últimos años en la Sierra de Baza, podemos entender que el panorama que se presenta en toda esta zona es muy comprometido y complicado de resolver, sin duda va a ser el mayor reto al que se van a enfrentar los gestores y responsables públicos de este espacio protegido desde que la Sierra de Baza se declaró Parque Natural en el año 1989.

 

Zona del Tesorero

 

© Proyecto Sierra de Baza

Fotografía tomada el 29/04/2016 en las inmediaciones del poblado minero de Don Martín, en la que se aprecia la grave afección y defoliación que presentaba el monte por la procesionaria.

 

© Proyecto Sierra de Baza

Fotografía tomada el 29/04/2016 en la misma zona, en la que se aprecia la gran recuperación del pinar.

 

Se hizo una nueva parada EN LA ZONA DE El Tesorero, comprobando cómo la masa se había recuperado de un modo muy favorable de la agresiva plaga de procesionaria que ha tenido hace unos meses, encontrando la práctica generalidad de los ejemplares rebrotados, aunque muy debilitados, particularmente los localizados en solanas, siendo el mayor peligro que les amenaza que sigan estos acentuados períodos de sequía y particularmente que llegue a la zona la temible plaga de insectos perforadores que se ha establecido en las zonas de Los Frailes-Las Hermanicas, y se están expandiendo, localizada a tan solo unos kilómetros más debajo de El Tesorero, en la misma cuenca del arroyo Uclías.

 

Zona de Arredondo

 

© Proyecto Sierra de Baza

Detalle de las secuoyas de Arredondo, en las que se aprecia la defoliación en que han entrado en los últimos dos meses. Hay algunos ejemplares secos ya, que se localizan junto a la casa forestal.

 

© Proyecto Sierra de Baza

Detalle de uno de los barrancos que hay en la zona de Arredondo, donde se acumula en el cauce una gran cantidad de árboles secos que lo obstruyen.

 

La visita se centró en el reconocimiento de las secuoyas gigantes que hay plantadas en esta zona, una de las mayores singularidades de este Parque, y que se había apreciado habían entrado en un acentuado proceso de defoliación en los últimos dos meses, temiéndose por la supervivencia de estos ejemplares. También se constató la gran cantidad de árboles caídos y secos que había en la zona, particularmente en algunos cauces, que los obstruían. Solicitándose a la Delegada Territorial que interviniera conla Confederación Hidrográfica e hiciera las gestiones que procedieran para limpiarlos, no sólo por el aspecto que presentaban, impropio de un Parque Natural, sino especialmente por el peligro que podían suponer estas acumulaciones dentro de los cauces naturales.

 

Pinar oromediterráneo

 

© Proyecto Sierra de Baza

Fotografía tomada el 19/12/2015 en la solana del Calar de Los Tejoletos, en la que se aprecia la grave afección y defoliación que presentaba el monte por la procesionaria.

 

© Proyecto Sierra de Baza

Fotografía tomada el 11/09/2016 en la misma zona, en la que se aprecia la notoria recuperación del pinar.

No había afectado la procesionaria hasta ahora a la zona del pinar oromediterráneo, no se sabía cómo iban a reaccionar estos endémicos árboles, catalogados en peligros de extinción, ante esta plaga, por lo que mucho se temía por su negativa respuesta ante la misma, siendo gratificante comprobar cómo la resilencia que han demostrado estos árboles, unos supervivientes relícticos de la última glaciación había sido muy positiva, y estaban muy recuperados, en lo que sin duda había contribuidos las tormentas estivales que se habían registrado en la zona, que había permitido recuperar la humedal edáfica. No obstante se coincidiendo en mantenerse expectantes y vigilantes ante la evolución de esta masa vegetal, con graves problemas de regeneración natural y, particularmente, controlar que no se establezca en la zona la plaga de muérdago que invade las zonas próximas del Barranco de la Fonfría y Canaleja Alta, en las que se nos informó está previsto actuarse en los próximos meses, con un proyecto que está en ejecución en estos momentos.

 

Valoraciones positivas. Esperamos que los compromisos asumidos se hagan realidad

 

Una visita en resumen, cordial, que ha recuperado el diálogo que nunca debió de romperse, y que calificamos como positiva, la que sirvió para conocer in situ los principales problemas que están teniendo las masas forestales de la Sierra de Baza, la que –como venimos comentando, la imágenes así lo ilustran-  pasa por unos difíciles momentos y, especialmente, dejar claro que cuando Proyecto Sierra de Baza denunciaba públicamente hace unos meses que en la Sierra de Baza estaban muriendo miles de árboles y era necesario actuar en estas masa forestales con urgencia, no era una afirmación ni alarmista, ni que pretendiera crear crispación social, como se nos decía en la nota de prensa que publicó la CMA el 01/07/2016, sino que se ajustaba a la realidad de la situación que se está viviendo en la Sierra de Baza, la que ahora ha sido reconocida por la CMA, lo que estimamos en  un  primer e importante paso para su solución, ya que si no se admite y reconoce que hay un problema –muy grave en nuestro caso- mal se va a poder actuar para combatirlo.

Ahora nos queda esperar que se hagan efectiva realidad los compromisos asumidos a pie de campo por la Delegada Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y O.T., Inmaculada Oria, para actuar en estos lugares con urgencia, para que se controlen las graves plagas de muérdago e insectos perforadores, delimitando, acotando y controlando la segunda, para que no se extienda por el resto de los pinares de la Sierra de Baza, haciéndose epidémica, aumentándose los daños aún más. Una situación  que, en suma, precisará medidas urgentes, efectivas y de entidad, lo que necesita ahora más que nunca la Sierra de Baza y para lo que quedamos expectantes y vigilantes en el cumplimiento de todos estos compromisos y especialmente de conocer las actuaciones silvícolas y proyectos de actuación que se van a acometer en la Sierra de Baza en los próximos meses, ante esta excepcional situación.