EDICIÓN MENSUAL - AÑO XX
Nº 229 –  JULIO 2018
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Roberto Travesí

FEBRERO: N-340 (I)

Para ampliar pinchar sobre la imagen

© Roberto Travesí

 

200 mm, 1/500 s, f/4, ISO 250 (imagen sin recorte)

Modo de disparo: Manual

Formato: RAW

 

Canon EOS 5D Mark III, Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II USM, a pulso con estabilizador

 

 

Es habitual en nuestras carreteras la existencia de señales de tráfico en las que nos solicitan precaución “por salto de cérvidos”. Cierto es que estas alertas se refieren a animales sueltos o pasos de animales en libertad, pero desde luego “nunca” en nuestra provincia están referidas a la especie en cuestión, ni siquiera en algún punto del norte de la provincia en el que aparecen alambradas cinegéticas bordeando la calzada y donde esta especie habita (aunque siempre hay gateras…). No obstante, no es necesario irse a la montaña para observar venaos desde carreteras asfaltadas (cabecera del río Raigadas, sierras del Puerto del Pinar,…) o pistas forestales (río Bravatas, Sierra de Baza, sierras de Albuñuelas y de la Almijara, La Resinera,…). Y es que desde la misma autovía A-92N (N-342) pasado Hernán-Valle en dirección a Baza podemos contemplar a veces a la derecha algunos ejemplares entre los almendrales y otros cultivos.

No ocurre lo mismo con nuestra cabra montés, cuya omnipresencia le lleva incluso a adentrarse en núcleos urbanos. En consecuencia, es posible en muy numerosos puntos de la carretera nacional que bordea nuestra costa contemplarse ejemplares cruzando la carretera, comiendo en taludes,… todo un repertorio de singularidades (algunas las veremos a lo largo de estos meses) que suponen un interesante atractivo que esperemos no ocasionen ningún tipo de accidentes por atropello o distracción. Pero vayamos al breve repaso mensual sobre la imagen.

 

  • Como indiqué el mes pasado para su correspondiente imagen, la composición es más que evidente. No fue un ejercicio compositivo relajado, a pesar de la relativa confianza de la especie. Tras la “entradita”, hubo que esperar apenas unos instantes a que pasara alguno de los muy frecuentes vehículos para realizar una ráfaga a 6 fps (sin JPG y con tarjeta UDMA7, para alcanzar dicha cadencia) al tiempo que asomar para poder descubrir a nuestra montés, eso sí, calculando previamente el lugar deseado. Esta vez salió bien y pude corregir un pelín la posición, pues superponía motivo con señal de tráfico (la hembra estuvo participativa); pero en otras ocasiones y dada la distancia no da tiempo ni tan siguiera a realizar una ráfaga de un segundo ni a moverte un metro para ganar encuadre.

El resultado obtenido define muy bien la diagonal que tantísimas busco en muchas de mis fotografías, no quedando zonas vacías sin interés (aquí ocupadas por el talud y las líneas de la carretera). La secuencia de imágenes conseguida fue un poco justa, como tantas veces, pero esta vez funcionó (es la razón por la que siempre recurro en primer lugar a la 7D Mark II, que ofrece 10 fps).  

  • El balanceo de blancos no se ajustó en la conversión del RAW a JPG, estando en automático tal y como la cámara capturó la imagen (habitualmente lo tengo en luz día, pero es intrascendente al poder modificarlo en el RAW sin pérdida de calidad).
  • La exposición no ofreció problemas, pues aunque ajuste siempre el modo de medición parcial la escena no revistió inconvenientes por la existencia de importantes contrastes en su interior.
  • El desenfoque siempre me ha motivado mucho en la realización de fotografías. En esta fotografía es evidente que gracias al mismo nos hace mirar en primer lugar a la montés, a foco, con lo que los distintos planos están por consiguiente muy definidos.

© Roberto Travesí   2018

                                                                                          www.robertotravesi.es

    Otras  fotografía  también  en:

    Fotonatura, Facebook, Flickr