EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 246 –  DICIEMBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Agustín Orduña

 

© Agustín Orduña

 

DESCRIPCIÓN

 

 

Aricia cramera, conocida popularmente como “La Morena” y “Morena Meridional”, tiene un tamaño medio,  de unos 15 a 20 mm. En esta especie existe dimorfismo sexual.

Alas cerradas: marrón con multitud de puntos. En el ala delantera, perfectamente alineados, formando un arco. En el ala trasera, el segundo punto enfrentado al primero, el resto alineados excepto uno de ellos, que está desplazado hacia el interior. En ambas alas tienen manchas naranjas en el borde externo, puntiagudas las de la trasera, con las puntas negras y tras las manchas, puntos negros bien patentes.

Alas abiertas: fondo marrón, con serie de manchas naranjas con forma de media luna.

El macho  presenta el anverso de las alas de color marrón oscuro, con las fimbrias blancas ajedrezadas. En la zona submarginal aparece una serie completa de lúnulas anaranjadas. El reverso es de color marrón rojizo en los ejemplares estivales y grisáceos en los primaverales, a veces con un difuminado de escamas blancas en la zona basal de las alas anteriores, más frecuente en las generaciones tardías.

Todo el borde submarginal con manchas rojo-anaranjadas destacadas, perfiladas con un trazo negro interiormente y por fuera rodeadas de una mancha blanca centrada con un punto negro. Las lúnulas rojas tienen forma de triangular en alas posteriores. Aparece también una serie completa de puntos negros bordeados de blanco en la zona postdiscal y basal, mayores en las alas anteriores.

La hembra es similar, aunque algo mayor y con las lúnulas rojas más grandes, que aparecen como un largo trazo en la zona submarginal de ambas alas.

 

CICLO BIOLÓGICO

 

 

Es una especie polivoltina, que tiene varias generaciones anuales.

Vuelan casi todo el año, pero es más común y abundante desde mayo hasta julio.

Las hembras depositan los huevos en la superficie y reverso foliar de una amplia variedad de plantas.

Las orugas son invernantes cuando proceden de la última generación. Hacia mayo y junio puede verse ya la primera generación sobre sus plantas nutricias. Desde agosto hasta abril del año siguiente pueden verse las de la segunda generación. Por sus colores se mimetizan perfectamente con los capullos de sus plantas nutricias.

Su cuerpo es verde con tonos variables y segmentados. Dichos segmentos presentan manchas amarillas o blanquecinas que forman una especie de bandas dorsales longitudinales y una más en cada lateral de su cuerpo.

Las orugas son aplanadas y ovaladas con fina vellosidad, destaca el séptimo segmento en algunas especies por poseer glándulas de Newcomber, la función de dichas glándulas es la de exudar sustancias azucaradas muy atractivas para las hormigas. Establecen una relación de mirmecofilia; las hormigas transportan la diminuta oruga hasta el hormiguero donde estará bien cuidada a cambio del preciado líquido.

En la primavera las orugas comienzan a dispersarse de sus comunidades después de su última muda. Cambian el color del marrón a negro y de vez en cuando pueden ser vistas tomando el sol, ya que tienen que alcanzar cierta temperatura para comer.

La crisálida, de color verdoso, tiene un cuerpo muy liso al tacto. Tienen además un trazo negro en la impronta ocular. Los extremos son redondeados y se fijan a la hojarasca por el cremáster mediante una almohadilla de seda.

 

ALIMENTACIÓN

 

 

La especie Aricia cramera  puede nutrirse de leguminosas, pero también puede hacerlo con geraniáceas y compuestas. El único problema es que para adquirir los mismos nutrientes esenciales y completar su desarrollo, en el caso de las compuestas y de las geraniáceas, debe de ingerir una cantidad de alimento mucho mayor que cuando se nutre de leguminosas. Esto es lo que se conoce como “estrategia compensatoria”.

Sus orugas se alimentan de diversas geraniáceas, como alfileres (Erodium cicutarium) y relojes (Erodium malacoides), además de cistáceas del género Helianthemum y la hierba turmera (Tuberaria guttata).

 

De entre sus plantas nutricias, destaca los géneros Geranium, Lotus y el Trifolium.

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

 

 

Es un taxón íberomagrebí que alcanza el sur de Francia, las Islas Baleares y Canarias.

En la Península aparece con frecuencia a lo largo de toda su extensión y en la Sierra de Baza (Granada) se extiende por todo el macizo, siendo muy frecuente en la zona de la Hoya.

No presenta problemas de conservación, aunque sus poblaciones nunca son numerosas, lo que sugiere un elevado parasitismo y/o depredación

 

Agustín Orduña

Fotógrafo de naturaleza

Fuentes:

Wikipedia, WasteMagacine, Mariposas por la vida, Granada natural, Guadarramistas, Naturalista,  Asturnatura, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.