EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 246 –  DICIEMBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

© Jaime Jiménez

Detalle de una rama de la planta del tabaco del pastor con flor y  frutos.

 

Con los nombres populares de tabaco de pastor, tabaco gordo y tabaco borde, es conocida esta planta herbácea semiarbustiva y perenne, perteneciente a la familia de las solanáceas (la misma que el tabaco) que puede alcanzar un metro de altura. Sus hojas son pecioladas, ovadas, hasta de 14 x 7 cm, mientras que flores, que aparecen en verano, son amarillentas, pediceladas, pentámeras, actinomorfas, solitarias, hermafroditas, axilares, con el cáliz acampanulado, la que tras la maduración da paso a un fruto en baya de unos 10 mm, de aspecto globoso y color negro.

Descrita por el botánico alemán H. M. Willkomm en 1852, que la descubrió en la sierra de María (Almería), se trata de una especie emblemática de la flora ibérica, tanto por su rareza y como por la distribución irregular y fragmentada de sus reducidas poblaciones.

En cuanto a su distribución, destacar como es una planta de distribución íbero-norteafricana, estando limitada su presencia mundial a algunas sierras del sur de la península (sierras Béticas, de donde toma el nombre de baetica) y norte de África, que crece entre 1100 y 2000 metros de altitud, en laderas secas, rocosas o pedregosas, bien soleadas, siempre que la pluviosidad sea superior a los 600 mm anuales, mientras que en los lugares más secos precisa para vivir terrenos herbosos y húmedos, pudiendo localizarla también cerca de cursos de agua y en sitios relativamente sombreados.

En el Parque Natural Sierra de Baza (Granada), es una planta presente aunque escasa y poco frecuente, estando limitada su presencia a unos pocos enclaves de la zona caliza, localizándose la población más significativa dentro del T.M. de Gor, en unos parajes que se mantienen protegidos, dada la singularidad de la especie.

A nivel de la provincia de Granda, tan solo está citada en la Sierra de Baza, Sierra de Orce y en La Sagra. A nivel de la Península Ibérica tan solo se conocen unas 30 poblaciones, la última de ellas fue localizada en el año 2011 en la Sierra del Buitre, Moratalla (Murcia), integrada por una sola planta.
 

Usos etnobotánicos

 

© Jaime Jiménez

Aspecto de la planta arbustiva del tabaco del pastor en su hábitat natural del  Parque Natural Sierra de Baza.

 

El tabaco del pastor es una planta protegida catalogada “En Peligro de Extinción”, e incluida en la Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía / CR / “En Peligro Crítico”, por lo que tanto su recolección como los usos relacionados con la misma están prohibidos y sancionados penalmente. También la destrucción o daños graves en su hábitat natural.

A los efectos meramente anecdóticos, comentar como los nombres populares de esta planta: tabaco de pastor, tabaco gordo y tabaco borde, hacen alusión al uso tradicional que ha tenido, al ser fumadas sus hojas por algunos pastores, una vez secas, lo que tiene unas altas propiedades alucinógenas, por el alto contenido de alcaloides que contiene la planta. El hecho de que también fueran utilizadas sus raíces en la farmacopea popular, colocó a esta planta al borde de la extinción.