EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 250 –  ABRIL 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

© José Ángel Rodríguez

Detalle de las flores de la planta del Coris con su vistosa forma apincelada, de donde toma uno de sus nombres populares: hierba pincel.

 

También conocida como coris y tomillo macho, entre otras denominaciones populares, es una planta herbácea perteneciente a la familia de las primuláceas, de porte erecto, rara vez de porte almohadillado, que cuenta con numerosos tallos ascendentes o erectos, leñoso en la base de 10-30 cm y hojas muy pequeñas, de 3-12 mm, lineares, obtusas, enteras; las superiores frecuentemente espinosas en la mitad inferior. Las flores aparecen en inflorescencia en racimo terminal y tienen un color violeta muy vistoso que atrae las abejas de la miel. Florecen desde abril hasta el verano. El fruto es una cápsula globosa de 0,5 a 2 mm que contiene 4-6 semillas papilosas.

El nombre científico de esta planta (Monspeliensis), según Pio Font tiene su origen en que esta planta era conocida por los botánicos de Montpellier.

Aunque Coris monspeliensis en una especie monoespecífica de su género en la Península ibérica se conocen tres subespecies: Coris monspeliensis subsp. monspeliensis; Coris monspeliensis subsp. fontqueri; y, Coris monspeliensis subsp. syrtica. Puede ampliarse información sobre las diferencias taxonómicas de estas tres subespecies pulsando AQUÍ.

Tanto la subsp. monspeliensis  como la subsp. fontqueri, son de amplia distribución por

la región mediterránea, europea y norteafricana, mientras que la subsp. syrtica es mucho

más rara, ya que solo se encuentra en el sureste peninsular.

Esta planta, propia de la Región Mediterránea, se distribuye por el Sur de Europa, Norte de África e Islas Baleares, formando parte de romerales, tomillares y otros matorrales termófilos, en general sobre substrato básico, entre el nivel del mar y los 1400, ascendiendo excepcionalmente hasta los 1700 en algunas solanas de las sierras del Sur de la Península Ibérica y Norte de África.

En la Sierra Baza es una especie frecuente, que podemos localizar en claros de matorral heliófilo, en sustratos arenosos ricos en bases, tanto en el piso mesomediterráneo como en el supramediterráneo secos, floreciendo de mayo a julio (Gabriel Blanca y Concepción Morales, 1991).

 

Usos etnobotánicos

 

© José Ángel Rodríguez

Hábitat natural del coris es un romeral del Parque Natural Sierra de Baza (zona de la Atalaya. Baza).

 

Pio Font Quer, en su obra “Planta Medicinales. El Dioscórides Renovado”, se ocupa de esta planta sobre la que comenta como desde remotos tiempos se ha atribuido a esta planta propiedades contra la sífilis, y en tal concepto se vino empleando en medicina popular hasta tiempos recientes. También se ha utilizado su raíz como vomitivo, igualmente refiere el autor el uso de esta planta contra el mal de piedra, para lo que se preparaba un cocimiento al 2 ó 3 % que se tomaba todas las mañanas en ayunas.  

El coris también se ha empleado en la medicina casera tradicional, para curar heridas y fracturas, pues se afirma que tiene la propiedad de soldar los huesos.