EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 256 OCTUBRE 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Artículo de opinión del periodista Javier Fernández, sobre la situación en que se encuentra este espacio protegido

 

 © Proyecto Sierra de Baza

Panorámica del Parque Natural Sierra de Baza en la zona del Pozo de la Nieve.

 

Resulta cuanto menos increíble que 30 años después de la declaración de la sierra de Baza como parque natural esté en peores condiciones que hace tres décadas. Y todo por las políticas que se han llevado a cabo por parte de la administración medio ambiental y que no han hecho sino dañar un espacio protegido que debería ser uno de los principales motores del turismo rural y de naturaleza y sin embargo es uno de los parques naturales menos conocidos de Andalucía que sólo ha sido noticia por hechos lamentables como la tala a matarrasa de 1997 o las plagas de hace dos años que afectaron a miles de pinos entre otras.

A mediados de septiembre la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ahora en manos del PP decidía cesar de su puesto al director conservador Rafael César Córdoba que ha sido sin duda el peor de los que han pasado por la dirección del parque.

Tres meses después acaba de abrirse el procedimiento para el nombramiento del nuevo que deberá entre otras cosas ser funcionario de la administración medioambiental andaluza.

A la par se ha iniciado el proceso de renovación de la Junta rectora del Parque que en lo que lleva de año no se ha reunido ni una sola vez. La delegación de desarrollo sostenible ha invitado a sumarse a la misma a asociaciones que hasta ahora incomprensiblemente no estaban representadas caso de Proyecto Sierra de Baza.

 

La Delegada Territorial, María José Martín, anuncia una profunda revisión normativa

 

 © Proyecto Sierra de Baza

Caminando por una antigua senda de pastores. Encinar de La Carrasquilla, Parque Natural Sierra de Baza.

 

Martín asegura que se han encontrado demasiados problemas con los parques naturales, principalmente el de Baza, con lo cual se ha tenido que diseñar una hoja de ruta para actuar en todo aquello que compete a la administración medioambiental y que va incluso más allá de modificar todo el obsoleto reglamento que entre otras cosas impide poder rehabilitar por particulares la arquitectura popular del parque.

El objetivo según la delegada pasa mejorar la imagen del parque natural y poner en valor todo el potencial del mismo, para lo cual se respaldarán también actividades que venga promovidas por colectivos y asociaciones del entorno.

 

El complejo del Cortijo Narváez

 

 © Proyecto Sierra de Baza

Cabañas en el Cortijo Narváez. Actualmente sin uso público. Port el cierre de la empresa que explotaba este complejo.

 

Entre los recursos está poder reabrir Cortijo Narváez, hasta hace unos meses el único complejo turístico del parque natural que daba incluso la posibilidad de alojarse en plena sierra bien en albergue, casas rurales o cabañas nórdicas y que actualmente está cerrado a cal y canto, al parecer por la negativa de la anterior delegación de medio ambiente de autorizar mejorar para adaptar las instalaciones a la demanda actual.