EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 256 OCTUBRE 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Con las alegaciones presentadas se pretende contribuir a que se haga efectiva realidad el deseable desarrollo sostenible de este espacio protegido

 

© José Ángel Rodríguez

Río de Gor, en las proximidades de la aldea de Las Juntas, tras la última gran nevada que hemos tenido en el Parque Natural Sierra de Baza.

 

Con el objetivo de que el II Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Sierra de Baza, tenga un efectivo reflejo en la gestión y puesta en valor de las potencialidades de este espacio protegido y los municipios de su entorno, se han presentado por la Asociación Proyecto Sierra de Baza, una serie de alegaciones al Borrador del II PDS del Parque Natural Sierra de Baza, de conformidad con el anuncio que fue publicado en el BOJA de 19 de diciembre de 2019.

En las alegaciones presentadas por nuestra asociación, se comienza por destacar el dato objetivo constatable de que en todos y cada uno de los municipios que integran el Parque natural Sierra de Baza ha disminuido la población de forma ostensible a lo largo de los últimos 20 años la evolución de la población ha sido manifiestamente negativa, pasando de una población total de  30.315  habitantes en el año 1996 en el área de influencia socioeconómica a 28.496 en 2016, con una tasa negativa de un -18,19 % en el conjunto de estos municipios y el sangrante caso de Gor, un municipio emplazado en una de las puertas naturales del Parque Natural Sierra de Baza y con gran parte de su término municipal dentro de él, que Gor, que en el año 1996 contaba con 1.251 habitantes y en la actualidad cuenta con tan solo 767 habitantes, lo que supone un decrecimiento negativo del -61%.

 

Rigorista y absurdas prohibiciones normativas, a las que no se hace la menor crítica en el documento presentado

 

© Proyecto Sierra de Baza

La singular arquitectura popular que se localiza en el Parque Natural Sierra de Baza, vestigio de la pretérita presencia humana en este territorio, se encuentra en franco riesgo de desaparición en los próximos años, por la lamentable situación en que se encuentra.

 

Por parte de la Asociación Proyecto Sierra de Baza también se destaca, como esta situación, unido a la práctica inexistencia de empleo estable asociado al Parque Natural Sierra de Baza y a las actividades que en el mismo se desarrollan, aparece objetivado de que no ha tenido efectos positivos para sus habitantes ni la declaración de este territorio como Parque Natural en el año 1989, ni tampoco que por Decreto 199/2006, de 7 de noviembre, se aprobó y ejecutó un I PDS del Parque Natural Sierra de Baza, que ningún reflejo económico ni social, real y palpable, ha tenido en los municipios de su zona de influencia, mucho menos en el ámbito del Parque Natural Sierra de Baza, un  territorio marginado, poco conocido y visitado, mucho menos promocionado, donde y imperan las absurdas y rigoristas prohibiciones, que hacen la vida muy difícil, por no decir literalmente imposible, a las personas que quieren vivir allí, rehabilitar sus históricas viviendas o desarrollar, en suma, alguna actividad económica o de desarrollo sostenible, lo que debe de ser el objetivo prioritario de este Plan de Desarrollo Sostenible, que va a quedar en una mera entelequia si se mantiene el rigorismo absurdo y rigorista con el que está siendo considerada todas las actuaciones humanas, particularmente rehabilitadoras, de los elementos culturales que encierran el rico patrimonio cultural de este Parque Natural, en franco riesgo de desaparición, por la negativa actuación en esta materia de la administración responsable de su gestión. A nada de lo cual destacamos hemos encontrado una mínima referencia crítica, que permita pensar que en el futuro se mejorará esta tendencia, por lo que entendemos que el borrador presentado ha debido de partir de un planteamiento más autocrítico con lo hecho hasta ahora, y de los errores que tuvo el I Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Sierra de Baza, que apenas tuvo reflejo efectivos en el concreto ámbito territorial del Parque Natural Sierra de Baza, también de las restricciones en los usos y aprovechamientos que ha supuesto que en el Parque Natural Sierra de Baza, hasta estado vigente hasta marzo de 2016 un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), que no compagina la convivencia armónica y sostenible de los usos y aprovechamientos tradicionales, con la conservación y protección de los recursos naturales, olvidando que formamos parte de un ecosistema marcadamente mediterráneo, donde los montes y los aprovechamientos asociados a los mismos, estando los ecosistemas mediterráneos en gran medida modelados por la larga e intensa influencia antrópica.

 

Algunas concretas propuestas que deben de reflejarse en el II PDS del Parque Natural Sierra de Baza

 

© Proyecto Sierra de Baza

Pinos oromediterráneos en el paisaje invernal del Parque Natural Sierra de Baza, con la depresión de la Hoya de Baza al fondo..

 

En las alegaciones presentadas, terminamos por destacar como entendemos que el II Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Sierra de Baza debe de incluir una serie de cuestiones, que son exigencias irrenunciables en estos momentos para las poblaciones locales de los municipios de su entorno, como son:
 

  • Se reconozca la importancia de los endémicos pinares oromediterráneos del Parque Natural Sierra, de modo general y en particular, como taxón de especial importancia y valor ecológico el Pinus sylvestris subsp. nevadensis (H. Christ) Heywood, que se encuentra catalogado en peligro (EN).
     
  • Se lleve a cabo una reforma legislativa de los instrumentos que regulan el Parque Natural Sierra de Baza, para que se permita la rehabilitación y reconstrucción de las construcciones históricas por sus habitantes, sin las absurdas y rigoristas trabas actuales.
     
  • Se faciliten los usos y aprovechamientos tradicionales del monte. La recuperación de sendas, caminos y otros usos relacionados con la arquitectura rural y los usos y aprovechamientos sostenibles del monte.
     
  • Se facilite la coparticipación de la población local en la gestión y toma de decisiones relacionadas con el Parque Natural Sierra de Baza.
     
  • Se propicien una serie de medidas y actuaciones, que permitan poner fin, con urgencia, a la irreversible destrucción de todo el patrimonio cultural, tanto material como inmaterial, que aquí se localiza y que está sufriendo una gestión que está llevando a la irreversible pérdida de todo su patrimonio arquitectónico.
     
  • Se propicie una silvicultura de adaptación ante el cambio climático. Proponiendo medidas efectivas para intentar salvar a nuestros endémicos pinos silvestres, en grave riesgo de desaparición, por el nuevo panorama climático que estamos viviendo desde hace unas décadas y con riesgos de que se agrave en los próximos años. Favoreciendo también la recuperación natural y potencial de estos montes, donde la recuperación del monte mediterráneo, con la encina como especie principal, y los árboles asociados a la misma, también de su estrato arbustivo y cortejo florístico que tradicionalmente le ha acompañado, debe de ser otra exigencia prioritaria en los objetivos a corto plazo de II Plan de Desarrollo Sostenible. 
     
  • Se promueva el acondicionamiento de una estación meteorológica que se localice en la zona del pinar oromediterráneo, para poder tener datos fidedignos de temperaturas, precipitaciones y demás parámetros climatológicos, que resultan imprescindibles para poder estudiar la incidencia del cambio climático en el ámbito del Parque Natural Sierra de Baza y su vegetación natural.
     
  • Se mejore, sustituya y renueve la señalización cartelería y paneles informativos de promoción del Parque Natural Sierra de Baza, tanto en su entorno como en su zona de influencia, favoreciendo el mejor conocimiento de sus valores naturales.
     
  • Se acondicionen, reparen y doten de infraestructuras como miradores y paneles informativos los caminos y sendas que recorren el Parque Natural Sierra de Baza, acondicionando puntos de información en sus cuatro principales accesos: Sur (Charches); zona Oeste (Gor); zona Norte (junto a la A-92N en el camino de Cortijo Narváez); y, zona Este, al principio de la Carretera de Caniles a Escúllar, junto a Caniles.
     
  • Se recupere y ponga en valor el patrimonio arqueológico del Parque Natural Sierra de Baza y su entorno. Considerando al Parque Natural como elemento nuclear y denominador común al resto de patrimonios arquitectónico existente en esta comarca natural. De especial importancia debe de ser la conexión del Parque Natural Sierra de Baza con dos zonas: el valle del Río de Gor y la zona de dólmenes megalíticos de Gor-Gorafe-Baños de Alicún; y la Hoya de Baza, donde se localiza la cultura íbera de Cerro Cepero y su entorno más próximo.
     
  • Se pongan en valor y uso los refugios y casas forestales que hay en el ámbito del Parque Natural Sierra de Baza. Como Refugios se señalan en el borrador 2 (Canaleja Alta y Prados del Rey), ninguno de los dos tienen uso público, además hay un  tercero, que se omite, en el Cascajar (Gor) y en fechas recientes (2006) se acondicionó, con un importante costo (256.000 €), otro edificio en la Fraguara (Valle del Zalabí) con finalidad de uso público, el que también se encuentra cerrado y sin uso público de tipo alguno, omitiéndose en el inventario presentado. La puesta en valor de todas estas construcciones debe de ser una urgencia y prioridad, ya que en todo el ámbito del Parque Natural Sierra de Baza no hay refugios de tipo alguno en estos momentos de uso público. Correlativamente debe de darse una gestión adecuada al complejo de Cortijo Narváez, efectuando las obras precisas, para recuperar el proyecto que contemplaba hace unos años la conversión del albergue en alojamientos rurales y que no ha llegado a materializarse después.