EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 254 AGOSTO 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

 Por Agustín Orduña

 

© Agustín Orduña

 

DESCRIPCIÓN

 

 

Lysandra albicans, conocida también como “Niña Andaluza”, presentan una envergadura alar de unos 30 a 36 mm. Existe dimorfismo sexual en esta especie.

El macho presenta el anverso de color grisáceo claro, de aspecto sedoso (En vuelo, se ve blanco), con difusión azul en la zona basal y con bordes marginales oscuros anchos, que rodean puntos oscuros orlados de gris pálido, estando más destacados esos puntos en las alas posteriores. Su reverso es de color de fondo gris claro en las alas anteriores y gris parduzco muy claro en las posterior, presentando la puntuación típica del género Polyommatus.

Las hembras tienen el anverso marrón con lúnulas submarginales anaranjadas, siendo su reverso gris parduzco.

 

CICLO BIOLÓGICO

 

 

Vuelan de junio a septiembre en una generación al año (univoltina).

La puesta de huevos se realiza en el haz de las hojas, durante el mes de julio y principios de agosto

La oruga de color verde con líneas amarillas, e hibernan pronto y en primavera comienzan a alimentarse de los brotes tiernos de H. comosa, generalmente asociadas con hormigas del género Tapinoma.

La alimentación continuará hasta el mes de junio cuando hacen la crisálida.

Las crisálidas se entierran al pie de las plantas nutricias e invernan como orugas.

         

ALIMENTACIÓN

 

 

Como plantas nutricias se citan Hippocrepis comosa, Hippocrepis commutata, Hippocrepis multisiiquosa, Astragalux y Coronilla.

Los machos acuden al suelo húmedo, donde pueden concentrarse en buen número, a veces incluso sobre restos en putrefacción de animales.

Es frecuente que los ejemplares de ambos sexos se acerquen a libar sobre las flores de Eryngium sps.

 

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

 

 

Viven en prados secos y zonas rocosas, generalmente en terrenos calcáreos, entre 500 y 2000 msnm.

Los ejemplares de Albicans vuelan preferentemente sobre sustrato calizo hacia mediados de julio y principios de agosto en los pisos meso y supramediterráneo, y siempre prefieren laderas pedregosas y floridas bien expuestas al sol, tanto en matorral como en los claros del pinar y encinar, también en valles con vegetación herbácea abundante.

En la Sierra de Baza, es una especie muy polimórfica y aunque sujeta su existencia al sobrepastoreo, he podido apreciar su sus poblaciones son aceptables.

 

 

Fuentes: Junta de Andalucía Medio ambiente, Biodiversidad virtual, Wikipedia.

 

Agustín Orduña

Fotógrafo de Naturaleza