Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXIII | Nº 270  Diciembre 2021

NOTICIAS

imagen de decoración

 

© José Ángel Rodríguez

Detalle de la bonita flor del Crepis capillaris.

 

PSB 01/02/2021

También conocida como barba de halcón, lechuguillas, cerraja de cardo, almirón y chicoria loquilla, entre otras denominaciones vernáculas, es una hierba anual de 15 a 60 cm de altura como promedio, que pertenece a la familia de las asteráceas, de un color verde tenue, que rara vez se comporta como bienal o incluso como perennizante, que se localiza en herbazales abiertos y frecuentemente nitrificados, en margen de caminos, praderas, claros de bosque, en campos de cultivo y en terrenos humanizados, extendiéndose por el oeste, centro y sur de Europa desde el nivel del mar hasta los 1200/140 metros de altitud.

El nombre científico de esta planta (crepis)  deriva del griego (krepís) en alusión por Teofrasto y Plinio a una planta de la que solo dicen que tiene las hojas en el tallo; una de las principales características identificativas de esta planta, de la que destaca su flor terminal, de un color amarillo y  alrededor de 1 cm de longitud, que quedan agrupadas en capítulos de involucro estrecho, mientras que el epíteto específico (capillaris) procede del latín y significa  “capilar”, en alusión a la forma que adquiere el fruto al madurar la flor, asemejándose al pelo.

Los tallos de esta planta son simples o ramificados que al ser cortados segregan un látex blanquecino y que crecen a partir de una raíz pivotante, mientras que las hojas, que arrancan del tallo,  son dentadaslobadas o pinnatífidas

 

Usos etnobotánicos

 

© José Ángel Rodríguez

Crepis capillaris en uno de sus hábitat naturales, la linde de un campo de cultivo.

 

Esta planta es conocida desde la antigüedad, habiéndose empleado en medicina popular, también se ha utilizado consumiendo las hojas y tallos tiernos bien lavados y hervidos, recolectados en los primeros meses del ciclo vegetativo de la planta, de cuyos usos culinarios son ilustrativos sus nombres populares de lechugueta y lechuguilla. Tiene propiedades laxantes. En algunas publicaciones se indica como la verdura tiene que consumirse fresca, ya que puede tener algunas propiedades tóxicas con el tiempo. De esta planta, también se utiliza la raíz seca, hervida, en infusión, como diurético.

  • Creado el


logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>