Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXIII | Nº 270  Diciembre 2021

NOTICIAS

imagen de decoración

Oficios y trabajos agrícolas y ganaderos: 

El proceso de producción de la almendra


Por Agustín de Orduña 

© Agustín de Orduña 

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
01/11/2021 

El cultivo de la almendra es un proceso cuidadoso. La vida del árbol y su producción varían en función del tipo de cultivo, y de otros factores ligados a su cuidado, terrenos, climatología, etc. En este artículo vamos a dar unos breves apuntes sobre la almendra, su cultivo y recolección. Cultivo que se encuentra muy extendido en nuestra zona, hasta el punto de estimarse que el almendro es el frutal que más superficie ocupa en nuestras comarcas

Tipos de cultivo 

Tradicional.

Intensivo.

Super intensivo.

Reposo invernal

El ciclo de la almendra empieza en invierno, los almendros pasan por un periodo de latencia o de reposo, pierden sus hojas y bajan su actividad vital.

Este periodo se caracteriza por el descanso invernal y los cuidados durante esta fase, son claves para la calidad de la almendra y del éxito de la futura cosecha.

Los árboles por su parte necesitan acumulación de horas de frio, por debajo de los -7 grados y absorción de nutrientes, a través del agua, para su siguiente fase de desarrollo. Hacia finales del invierno, los brotes comienzan a hincharse y las ramas del almendro se preparan para la floración,

En esta fase se desarrollan las labores de:

Poda.

Arado del terreno.

Abonado; y

Tratamientos fitosanitarios, relacionados con la prevención de los hongos y otros patógenos.

Floración

preview

Es el pistoletazo de salida para la primavera, incluso a final del invierno, ya podemos comenzar a ver las primeras flores aparecer. La etapa de floración del almendro va a variar dependiendo de la variedad del árbol.

Entre febrero y marzo, según las variedades, los brotes del almendro se transforman en características y vistosas flores blancas y/o rosáceas.

Fecundación

preview

 Existen variedades que son auto fértiles, y otras en cambio necesitan de la intervención de los insectos polinizadores, como las abejas...

La flor recién fecundada desarrolla el fruto que aumenta su tamaño durante los meses siguientes hasta la maduración

Maduración

De marzo a junio, y una vez completada la fecundación de las flores, se inicia el cuajado y desarrollo de los mismo. Los granos de almendra maduran y crecen a tamaño completo, con la cascara endureciéndose a su alrededor, ambos protegidos por otra cascara exterior protectora más blanda.

 Cosecha

preview

Como cada fruto, la almendra tiene su época de recolección en el momento en que se encuentra en su estado de maduración perfecto. La almendra nos va a indicar el momento exacto para su recolección, porque cuando ésta madura, la corteza que la envuelve, empieza a abrirse y se puede recoger de forma manual o mecánica.

El momento de la recolección puede varias de unas zonas a otras, dependiendo de la variedad, el clima y la disponibilidad de la mano de obra o maquinaria.

Para recoger las almendras hay que sacudir los árboles con varas. Al varear las ramas del almendro, los frutos caen y se suelen recoger con lonas previamente extendidas en el suelo. Muy parecido a la recogida de las aceitunas.

El almendro es un árbol con una producción media de unos 7 kilos por árbol en secano, rentable considerando el trabajo y los costes de producción. En regadío, la producción por árbol puede subir hasta los 15 kilos por árbol.

En almendros de regadío se obtienen grandes aumentos de la productividad con relación a los de secano. 

La recogida ha traído consigo la mecanización del campo. El sistema más utilizado es el de vibradores. Con vehículos, normalmente tractores, se aplica una vibración al árbol, mediante una pinza mecánica que agarrara el tronco del árbol y lo agita. Debajo del almendro se pone una especie de paraguas invertido, que se encarga de recoger los frutos que van cayendo. En pocos segundos, el árbol se desprende de todas sus almendras. Para proteger el árbol, la pinza va recubierta de una goma y la sujeción al tronco lo hace en la parte baja del tronco.

También se emplean cosechadoras cabalgantes, que se utilizan en los cultivos intensivos, donde es imposible utilizar los vibradores y los paraguas invertidos por la falta de espacio.

preview

Este sistema consiste en enormes cosechadoras que abrazan los almendros y desprenden sus frutos sacudiendo la copa de las arboles a medida que avanzan por el lindero. Este método no se puede emplear en todas las variedades, ya que los almendros no pueden ser muy altos para que la cosechadora los pueda abarcar.

En los casos en los que no sea posible usar maquinas cabalgantes ni paraguas invertidos, se suelen aplicar vibradoras y desplegar lonas en el suelo para que las almendras caigan en ellas y así recolectarlas con un sistema mixto.

preview

Una vez recolectadas las almendras, se procede al secado y almacenaje de estas. Para ello, es importante extender las almendras en una superficie seca para que las almendras puedan bajar su propia humedad al 5%.  Este proceso puede llevar varias semanas.

Una vez secadas, se van a almacenar en silos y almacenes, para mejorar su conservación y su manipulación.

preview

 Agustín de Orduña

Para Proyecto Sierra de Baza.

  • Creado el


logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>