Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXV | Nº 275 Mayo 2022

NOTICIAS

imagen de decoración

La expansión de la ardilla roja (Sciurus vulgaris) en la Sierra de Baza


El crecimiento de la población de este roedor ha sido notorio en los últimos años, lo que se estima es debida a la madurez alcanzada por los bosques de coníferas

preview
© José Ángel Rodríguez
Ardilla descendiendo de un árbol, apreciándose el aspecto voluminoso de la cola. 

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
02/04/2022

La ardilla es un popular, ágil y simpático roedor, perteneciente a la familia de los esciúridos, que desarrolla su vida de modo fundamental en los árboles, con hábitos diurnos, estando activa durante todo el año.
La popularidad de la ardilla roja, viene de ser un animal muy sociable y simpático, que acepta la presencia humana sin dificultad, por lo que es habitual verla en parque y jardines, donde acepta con agrado alimentos de las personas. Por el contrario en las sierras y lugares donde no está habituada a la presencia humana, al menor atisbo de movimiento o ruido huye con rapidez y trepa por los árboles para situarse fuera de nuestro alcance, aunque su curiosidad le hace mirar hacia el visitante tan pronto se considera a salvo. Tanto el ascenso como el descenso es muy rápido gracias a las poderosas uñas con que cuentan sus cuatro patas (con 4 dedos la anteriores y 5 las posteriores), descenso que hace siempre con la cabeza hacía abajo, como representa la imagen que encabeza esta reseña. 

Un animal que se extinguió localmente en la primera mitad del pasado siglo en la Sierra de Baza, siendo reintroducida en la década de los años setenta 

preview
© José Ángel Rodríguez
Ardilla posada en una roca, tomando impulso para saltar. 

Aun cuando en los documentos históricos, se cita a la ardilla como de abundante presencia en la Sierra de Baza, por causas que no están bien estudiadas, aunque pueden estar relacionadas con su masiva caza y a la falta de condiciones naturales idóneas para sobrevivir en esta sierra, a mediados del siglo pasado desapareció la especie de este lugar, siendo reintroducida en la década de los años 70 del pasado siglo, por una iniciativa de un grupo de la entonces guardería forestal de la Sierra de Baza, los que con el conocimiento y conformidad de sus superiores soltaron varias decenas de ejemplares en la zona de Arredondo procedentes de Cazorla, que pasaron a ocupar una pequeña franja longitudinal localizada a lo largo del arroyo Bodurria, dela que no se separan por sus necesidades hídricas y caudal permanente en este tramo, a lo largo de los años posteriores, de forma que la población de ardillas paso a establecerse en un pequeño tramo del Arroyo Bodurria, que iba desde las inmediaciones de Arredondo hasta las proximidades de Bastidas. 

A principios de este siglo se constató una prodigiosa expansión de la ardilla por toda la Sierra de Baza

preview
© José Ángel Rodríguez
Ardilla bebiendo agua. 

Fue a final pasado siglo, cuando comenzaron a detectarse ardillas en otras zonas de la Sierra de Baza, fuera de su área originaria del Arroyo Bodurria, teniendo conocimiento de las quejas de un grupo de cazadores, que habían acondicionado unos puntos de agua en las proximidades de la Fuente del Pino, a unos 10 kilómetros de su zona de origen, de que las ardillas les rompían las conducciones de agua de las tubería de PVC que tenían colocadas. En una visita a la zona, pudimos confirmar su presencia, siendo ésta la primera zona en la que se localizó la ardilla fuera de su zona de suelta en la década de los años setenta. A partir de esta fecha, comenzó a detectarse la presencia de ardillas en otros puntos de la Sierra de Baza, como era el entorno de Narváez, donde eligieron para anidar y refugiarse los viejos cipreses que se localizan a lo largo de la pista forestal que asciende hasta la zona de Prados del Rey; como también se constató la presencia de ardillas en la zona de Morrón Alto, donde acudían a beber agua a algunos de los puntos de agua que los cazadores habían acondicionado para que bebiera agua la fauna silvestre, lugar donde está tomada la anterior imagen en julio de 2010. A lo largo de los años siguientes, se pudo confirmas la presencia de ardillas, bien por sus inconfundibles rastros, dada la peculiar y característica forma en que consuma las piñas de los pinos, como por el contacto y observación directa, habiendo podido localizarla en prácticamente todo el ámbito del actual Parque Natural Sierra de Baza en la actualidad, donde es un mamífero abundante, aunque con una población bien equilibrada y en clara expansión. 

Causas que han favorecido al expansión natural de la ardilla en la Sierra de Baza 

preview
© José Ángel Rodríguez
Ardilla fotografiada en el Barranco de Los Corvos (Gor), a unos 40 kilómetros de la zona de su originaria reintroducción. 

Dos son, a nuestro entender, las causas que han favorecido la prodigiosa expansión experimentada por la ardilla en la Sierra de Baza en los últimos años, una especie netamente forestal: una, la madurez de los bosques de coníferas que se plantaron en la década de los años 60 a 70 del pasado siglo, unos árboles que tienen ya más de 50 años de vida y han alcanzado su madurez, por lo que en ellos las ardillas encuentran refugio y sobre todo alimento, en las abundantes piñas que crecen en los bosques de coníferas de la Sierra de Baza; la otra razón que hemos encontrado en la expansión de la ardilla, es la práctica ausencia de depredadores naturales en este territorio, de forma que la ardilla puede desarrollar su ciclo de vida sin apenas bajas. 

En resumen, la ardilla ausente de la Sierra de Baza hace apenas cincuenta años, forma hoy en día parte importante de la fauna silvestre de este espacio protegido, y podemos encontrarla a lo largo de prácticamente todo su territorio, estando tan solo ausente en las zonas arbustivas y de matorral bajo (chaparrales, retamales, romerales, aznachales…) que carezcan de pinos donde encontrar sus sustento, pero está presente prácticamente a lo largo de todos los ríos y arroyos de la Sierra de Baza, también en sus bosques de coníferas, tanto naturales como de reforestación, siendo fácil ver como una ardilla cruza temerariamente frente a nuestro coche en el camino, cuando conducimos por alguna de las pistas forestales del Parque Natural Sierra de Baza o nos mira con curiosidad desde el tronco de un árbol por el que ha trepado con agilidad. 

Puede ampliarse información sobre la ardilla, en la ficha técnica que sobre esta especie publicamos en la Revista Digital SIERRA DE BAZA pulsando AQUÍ

  • Creado el


logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>