Skip to main content

Comprar Guía >> |  Mapa Web >>Buscar >>Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. |

Edición Mensual - Año XXVI | Nº 300 - Junio 2024

NOTICIAS

imagen de decoración

Hábitats de Interés Comunitario del Parque Natural Sierra de Baza y su entorno (XXIV)

Pastos orófilos mediterráneos de Festuca indigesta (Prados ibéricos silíceos de Festuca indigesta)


Código de la Unión Europea: 9160

Por José Ángel Rodríguez

preview
© José Ángel Rodríguez
Hábitat característico de pradera de Festuca indigesta en la Sierra de Baza.

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
01/04/2023 

Integran este Hábitat de Interés Comunitario (HIC) pastizales ralos, xerófilos y silicícolas de la alta montaña ibérica mediterránea, que se muestran abiertos y dispuestos en graderíos, dominados por especies y subespecies del grupo de la Festuca indigesta subsp. y por diversos camefitos rastreros, propios de zonas cacuminales con suelos más o menos pedregosos en los que la nieve retrocede algo más tempranamente, con abundancia de endemismos oromediterráneos y crioromediterráneos (solo en Sierra Nevada) de área restringida. 

Propios de cumbres, lomas y planicies por encima de 1.900 metros, aunque también aparecen en cotas inferiores en espolones rocosos o zonas muy venteadas. Prosperan en áreas planas o cóncavas con suelos poco profundos, pero nunca en topografías con acumulaciones de agua donde medran las comunidades edafohigrófilas de borreguil (HIC 6230*, del que puede ampliarse información pulsando AQUÍ). Presentan su óptimo en el piso crioromediterráneo y oromediterráneo, aunque ciertas comunidades pueden localizarse en los niveles superiores del supramediterráneo. 

Estos pastizales soportan condiciones climáticas extremas de alta montaña: persistencia de la nieve, intensa acción del viento y, en verano, una sequía que reduce al máximo su período vegetativo, ya de por sí corto en la alta montaña, lo que supone una diferencia con otras formaciones similares de los macizos montañosos más septentrionales. 

Distribución de este hábitat a nivel comunitario andaluz
preview
Mapa de distribución de este HIC a nivel comunitario andaluz. 

Según la publicaciónGuía de Identificación de Hábitats de Interés Comunitario de Andalucía” (Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Secretaria General de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, 2020), este HIC es muy representativo de la alta montaña andaluza, constituye los únicos pastizales orófilos en la región mediterránea, con cierta homología a los pastos alpinos y subalpinos de Pirineos y Alpes, los que nos puede dar una idea de su singularidad e importancia. 

A nivel de la comunidad autónoma andaluza, está limitado a la alta montaña silícea de las provincias de Granada y Almería, sobre todo Sierra Nevada, Sierra de los Filabres y Sierra de Baza.

En el concreto caso de la Sierra de Baza, los pastizales orófilos silicícolas, son exclusivos de la zona Nevado-Filábride de la Sierra de Baza, localizándose en la parte más oriental del Parque Natural Sierra de Baza, en su confluencia con la provincia de Almería (Sierra de Los Filabres), donde se localizan en las cuencas de los nacimientos de los arroyos Balax, Uclías y Morax.  

Principales características de este hábitat de interés comunitario 

preview
© José Ángel Rodríguez
Los pastizales orófilos silicícolas de la Sierra de Baza, alcanzan su máxima belleza en las primaveras lluviosas. 

Los pastizales orófilos, acidófilos y xerófilos que integran este HIC están dominados por herbáceas perennes, duras y de talla pequeña, sobre todo gramíneas del complejo de Festuca indigesta con una distribución limitada a los macizos montañosos silicícolas de las provincias de Granada y Almería, en el conjunto de la comunidad autónoma Andaluza, siendo característicos de los pisos crio y oromediterráneo, se sitúan por encima de los matorrales y pinares de alta montaña. Representan la vegetación madura en el primero (crioromediterráneo) y en los ambientes más restrictivos y expuestos del segundo (oromediterráneo), de modo que aparecen en áreas de cumbre con suelo escaso, zonas venteadas, etc. donde también son etapas de sustitución de enebrales rastreros y piornales. 

El aislamiento geográfico de estas comunidades limitadas a las cumbres más altas de los grandes sistemas montañosos, se manifiesta en la presencia de numerosos endemismos restringidos al territorio de Sierra Nevada y de algunas de las sierras béticas que la circundan, como ocurre con la Sierra de Baza, apareciendo entre las especies más características,  Festuca indigesta, F. clementei, F. pseudoeskia, Erigeron frigidus, Galium pyrenaicum, Trisetum glaciale, Dactylis glomerata subsp. juncinella, Cirsium acaule subsp. gregarium, Eryngium glaciale, Arenaria tetraquetra subsp. amabilis, Thymus serpylloides, Sideritis glacialis, Arenaria pungens, Astragalus nevadensis subsp. nevadensis, Hormathophylla spinosa, Koeleria crassipes subsp. nevadensis y Dianthus brachyanthus, además de otras como Artemisia granatensis, Nevadensia purpurea (Ptilotrichion purpureum), Leontodon boryi, Agrostis nevadensis, Armeria splendens, etc. 

Fauna presente en este HIC

preview
© José Ángel Rodríguez
Grupo de machos monteses moviéndose por una zona de pastizales orófilos  acidófilos en la Sierra de Baza. 

La fauna que visita estos pastizales, es la propia de la alta montaña, siendo la cabra montés la especie más representativa y que es más fácil localizar en estos pastizales alimentándose, donde también es muy destacable la presencia de micromamíferos, como el topillo nival: Microtus nivalis), de algunos reptiles como la lagartija serrana y artrópodos (en especial ortópteros y lepidópteros, muchas de ellas endémicas), que dependen más estrechamente de este tipo de hábitat. 

Valores de este HIC y consejos de gestión

preview
© José Ángel Rodríguez
La belleza que adquieren estas praderas naturales en la época primaveral es manifiesta. 

La alta presencia de endemismos botánicos dentro de este HIC, su belleza y singularidad, también su fragilidad y rareza dentro de la comunidad autónoma andaluza, limitada su presencia a las zonas silicícolas de las altas cumbres  de las provincias de Granada y Almería, debe de alertarnos de las amenazas que presenta de las que las causas relacionadas con el incipiente cambio climático que estamos viviendo es la más grave, de modo que el ascenso de los pisos bioclimáticos derivado del cambio climático puede reducir su territorio potencial hasta el extremo de imposibilitar su migración altitudinal y, por tanto, provocar su desaparición.

Las actuaciones antrópicas, principalmente las relacionadas con actividades recreativas y deportivas (pistas de esquí o circulación con vehículos) es otro de los graves peligros a los que se enfrentan estos delicados pastizales

Como consejos de gestión de estos pastizales orófilos mediterráneos, deben de ir dirigidos a la preservación de estos enclaves naturales, favoreciendo el pastoreo sostenible de los mismos, al ser el pastoreo un factor decisivo para su modelación y ordenada gestión, evitando que estas praderas sean invadidas por vegetación leñosa arbustiva, que terminen por ocupar el territorio en que ahora se localizan estas bellísimas praderas naturales. El control de las prácticas deportivas, especialmente impactantes, debe de ser otra prioridad en la gestión de este HIC.

  • Creado el .