Skip to main content

Comprar Guía >> |  Mapa Web >>Buscar >>Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. |

Edición Mensual - Año XXVII | Nº 296 - Febrero 2024

NOTICIAS

imagen de decoración

Curiosidades ornitológicas: Un pinzón nada común


El ejemplar que fue fotografiado el pasado mes de noviembre en el Hide de la Cañada del Espartal presentaba leucismo

Por José Ángel Rodríguez 


© José Ángel Rodríguez
Hembra de pinzón vulgar con leucismo

El pinzón vulgar o común (Fringilla coelebs) es una especie de ave paseriforme de la familia Fringillidae endémica de Europa,​ estando también presente en Asia, África del Norte y la Macaronesia, siendo una de las especies más frecuentes y abundantes de las aves silvestres. En cuanto al tamaño del pinzón vulgar, es similar al gorrión común, del que se diferencia claramente por los vivos colores ocres que presenta, especialmente los machos, los que tienen la cabeza con un característico color gris azulado con la garganta y las mejillas de color anaranjado, el pico es corto y fino, también presenta una mancha oscura delante del ojo, mientras que el dorso es pardo y las alas son oscuras con manchas blancas. La hembra tiene en general el plumaje más apagado que el macho, siendo muy apreciable a simple vista el dimorfismo sexual de la especie. 


© José Ángel Rodríguez
Macho de pinzón vulgar con una normal coloración de su plumaje.

Un pinzón blanco

Imagen 9-C
© José Ángel Rodríguez
Una de las imágenes tomadas al pajarillo mientras se aproximaba a beber agua.

El pasado mes de noviembre y durante el desarrollo de una sesión fotográfica en el Hide de la Cañada del Espartal, o de Los Piquituertos, el que tiene acondicionado en el Parque Natural Sierra de Baza la Consejería de Medio Ambiente, para el uso público previa reserva a través de la Asociación Proyecto Sierra de Baza, y de lo que se puede ampliar información pulsando AQUÍ, tuve la ocasión de poder fotografiar a un bonito pajarillo con el plumaje blanco, el que presentaba claramente leucismo, de modo que aun cuando tenía el aspecto externo de un pinzón vulgar, su plumaje difería claramente del típico y normal en esta especie, por lo que era un pinzón poco común.

Leucismo y su diferencia con el albinismo


© José Ángel Rodríguez
Acercándose a beber agua.

El albinismo es una condición genética en la que hay una ausencia congénita de pigmentación (melanina) de ojos, piel y pelo en los seres humanos y en otros animales en que puede presentarse causado por una mutación en los genes. También aparece en los vegetales, donde faltan otros compuestos como los carotenos. Es hereditario y aparece con la combinación de los dos padres portadores del gen recesivo.

La melanina es la responsable del color en nuestra piel y se distribuye por todo el cuerpo dando color y protección a la piel, el cabello y el iris del ojo. Cuando el cuerpo es incapaz de producir esta sustancia o de distribuirla se produce la hipopigmentación, conocida como albinismo. La melanina se sintetiza tras una serie de reacciones enzimáticas (ruta metabólica) por las cuales se produce la transformación del mencionado aminoácido en melanina por acción de la enzima tirosinasa. Los individuos albinos, tienen esta ruta metabólica interrumpida ya que su enzima tirosinasa no presenta actividad alguna o muy poca (tan poca que es insuficiente), de modo que no se produce la transformación y estos individuos no presentarán pigmentación.

Ojos rojos en los albinos y normal coloración de ojos en los que presentan leucismo


© José Ángel Rodríguez
Fotografiado junto a un verderón (Chloris chloris), para tener una mejor idea de su tamaño.

 El leucismo (del griego λευκοσ, leucos, blanco) es confundido frecuentemente -por error- como "albinismo" o "albinismo parcial", cuando se trata de una alteración genética completamente distinta, siendo producido por un gen recesivo, que da un color blanco al pelaje o plumaje, mientras que, a diferencia de los albinos, los ojos mantienen su color normal. Los animales con leucismo a diferencia de los albinos no son más sensibles al sol que el resto. Al contrario, pueden ser incluso ligeramente más resistentes pues al tener el color blanco una radiación elevada protege más del calor.

El leucismo en las aves se define como la falta parcial o total de eumelanina o faeomelanina en las plumas, debido a un disturbio heredado en el proceso de formación de esos pigmentos.

El leucismo parece ser la aberración de color genéticamente determinada más común en las aves. Las aves que presentan esta aberración producen melanina de manera normal, pero el pigmento no se deposita en las células de las plumas, que debido a ello quedan blancas.

El grado de leucismo varí­a mucho, desde aves que tienen solamente alguna pluma blanca hasta aves con todo el plumaje blanco (igual que en los albinos, las plumas con colores rojos y amarillos, producidos por carotenoides, pueden estar intactas) pero los ojos siempre tienen coloración normal. El pico y las patas, en cambio, pueden estar normalmente coloreados o carecer por completo de color.

No hay albinismo parcial 


© José Ángel Rodríguez

Las aves con aspecto general tornasolado o jaspeado (aspecto "lavado"), producido por combinación de plumas totalmente blancas y plumas de color normal, son generalmente individuos afectados de leucismo. De modo que, y sintetizamos cuanto comentamos: un pájaro predominantemente blanco que muestra algo de pigmentación melánica, manteniendo el color natural de sus ojos, los que no son rojos ni rosa, no es un albino.

El "albinismo parcial" (citado con mucha frecuencia en literatura ornitológica) es un concepto equivocado, ya que no existen aves "parcialmente albinas" del mismo modo en que no existen "embarazos parciales" no hay albinos parciales. O se es albino o no pero no existen los albinos parciales, posiblemente no encontremos ante un ejemplar con leucismo, o, incluso, si presenta tan solo algunas plumas decoloradas, con un ejemplar que ha tenido problemas nutritivos de alimentación o ha pasado, o está pasando, por alguna enfermedad.

El ejemplar que se reproduce en estas imágenes es un ejemplar que presenta leucismo, y aunque ha habido cierta polémica con su correcta identificación ornitológica, especialmente por el tamaño en comparación con el verderón junto al que aparece bebiendo agua en una de las imágenes, ha sido finalmente identificado como una hembra de pinzón vulgar, aunque admitimos que la polémica pueda seguir abierta y haya opiniones, fundadas, que estimen puede ser otra especie.

  • Creado el .