Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXV | Nº 275 Mayo 2022

NOTICIAS

imagen de decoración

Hábitats de Interés Comunitario del Parque Natural Sierra de Baza y su entorno (XI)

Pinares (sud-)mediterráneos de pinos negros endémicos


Código de la Unión Europea: 9530*

Por José Ángel Rodríguez

preview
© José Ángel Rodríguez
Pinos silvestres en la cabecera del Barranco Ángulo, con los terrenos esteparios de la Hoya de Baza al fondo. 

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
01/03/2022 

Estamos anteun Hábitat de Interés Comunitario (HIC), preferente, el que si bien la vegetación tipo de este hábitats está constituida por bosques naturales o naturalizados de pino salgareño o laricio (Pinus nigra subsp. salzmannii) en media y alta montaña, también forman parte de este hábitats los bosques naturales de Pinus sylvestris ssp. nevadensis (pino silvestre), los que pueden presentarse forma monoespecífica, o con ambas especies vegetales (pinos salgareño y silvestres). Las repoblaciones de Pinus nigra subsp. salzmanniiy Pinus sylvestris ssp. nevadensis, también pertenecen a este HIC 9530*, cuando son formaciones maduras, dentro de su área de distribución natural y cuentan con sotobosque característico de este HIC. 

Lo que no debe de llevar a analizar cuál es el sotobosque característico de este HIC, ya que es un elemento singular definidor del mismo, además de las propias especies arbóreas que lo definen (Pinus nigra subsp. salzmannii y Pinus sylvestris ssp. nevadensis). Al efecto es de destacar como bajo estos ejemplares arbóreos se localizan mantos de Juniperus sabina (sabina rastrera), Juniperus communis subsp. hemisphaerica (enebro rastrero) y/o Juniperus phoenicea (sabina mora), fundamentalmente. Junto a éstos, y según la comunidad de que se trate, también aparecen especies de matorral como Lonicera splendidaDaphne oleoides subsp.hispanicaRosa siculaOnonis aragonensis, Berberis hispanica, Geum heterocarpum, Senecio adonidifolius, Polygala boissieri Juniperus oxycedrus, Rhamnus myrtifolius, Crataegus monogyna, Sideritis incana subsp. virgata, Echinospartum boissieri o Genista longipes, entre otras especies arbustivas y de matorral. 

Mapa de la distribución de este hábitat a nivel comunitario andaluz
preview

Según la publicación “Guía de Identificación de Hábitats de Interés Comunitario de Andalucía” (Junta de Andalucía. Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Secretaria General de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, 2020), de la que procede esta imagen este hábitat se extiende por los sistemas béticos orientales: Sierra Mágina; Sierras de Segura, Cazorla y las Villas; Sierra María; Sierra de los Filabres; Sierra de Baza; Sierra Nevada y Sierras de Tejeda y Almijara. 

Localización de este HIC a nivel andaluz
preview
© José Ángel Rodríguez
Zona del llamado “Pinar de la Marina”, con un sotobosque bien conservado de enebros y sabinas rastreras. 

El pino salgareño como el pino silvestre variedad nevadensis, son especies muy longevas y alcanzan un gran tamaño. Se localiza en ambientes de media y alta montaña, en formaciones monoespecíficas o acompañado de distintas especies en función de la localización concreta. Suelen ocupar terrenos carbonatados ricos en magnesio (dolomías), ya que tolera bien estos sustratos limitantes. Está adaptado a climas extremos (con grandes amplitudes térmicas, alta frecuencia de heladas, etc.) y presenta sus mayores extensiones en áreas rocosas o abruptas, muy continentales, reemplazandocon frecuencia a encinares, quejigares y robledales. 

En Andalucía ocupa el piso forestal superior (1.600 a 2.200 metros de altitud). Estos pinares, con Juniperus sabina y/o con Pinus sylvestris ssp. nevadensis (según la localización), son la vegetación potencial del piso oromediterráneo, por lo que también son conocidos como pinares oromediterráneos; exclusivos de las béticas, tienen un valor paisajístico indudable y forman bosques de gran belleza y atractivo; presentan una fragmentación natural (acrecentada por actividades antrópicas). 

El ecosistema forestal más singular y relevante del Parque Natural Sierra de Baza
preview
© José Ángel Rodríguez
Excepcionales y centenarios ejemplares de pino silvestre, podemos localizar en la Sierra de Baza. 

Los pinares oromediterráneos de pino silvestre y pino salgareño de la Sierra de Baza, se localizan en la zona del macizo central del Parque Natural Sierra de Baza, a partir de los 1900 metros de altitud, aunque en la cara norte de algunos barrancos pueden bajar hasta los 1700 metros de altitud. Teniendo su óptimo en las laderas Norte y Noreste, siendo muy escasos en las caras Sur- Están muy bien representados en el Calar de Santa Bárbara, y en la cara Norte del Calar de Rapa, donde se confunden con repoblaciones muy antiguas, haciendo difícil su separación (Gómez Mercado y Valle Tendero. “Mapa de Vegetación de la Sierra de Baza” 1988). 

La principal zona de localización de los bosques de pinos silvestres y salgareño de la Sierra de Baza, coincide con el pentágono formado por el macizo central de los altos calares de Santa Bárbara-Casa Heredia-Rapa-San Sebastián-Calar de las Torcas, dentro de cuya zona incluimos la franja que partiendo de La Boleta, se dirige en dirección Este por el Collado de la Boleta y la cabecera de los barrancos que tienen su origen en los altos calares: Relumbre, Fonfría y San Sebastián. 

Como destacan Gómez Mercado y Valle Tendero, la presencia de numerosos árboles de porte defectuoso es debida a la selección que de los mismos hizo el hombre a lo largo de los años, para destinar al aprovechamiento maderero los pies mejor formados, aun cuando lo abrupto de estas sierras y el difícil acceso a la zona donde se localizan, los ha preservado de una explotación maderera excesiva, lo que ha permitido que lleguen hasta nosotros excepcionales pies arbóreos de estas especies.  

Pinares relícticos de pino silvestre
preview
© José Ángel Rodríguez
Paisaje invernal del pinar oromediterráneo del parque Natural Sierra de Baza, en la zona del Refugio del Pozo de la Nieve. 

Tanto los pinos silvestres de la Sierra de Baza, como los de Sierra Nevada, son conocidos como “pinares relícticos de pino silvestre”. Ello es debido a que el pino silvestre es una especie arbórea muy antigua, de forma que los estudios de paleobiogeografía han puesto de manifiesto que ya existían en el Plioceno. Posteriormente, tras el calentamiento postglacial, que se produjo varias veces en el Holoceno, retrocedió hasta las zonas más frescas y continentales, fragmentándose su área y quedando pocos testimonios de esta pretérita extensión, HASTA EL PUNTO DE QUE LOS ÚNICOS BOSQUES DE PINO SILVESTRE QUE SE LOCALIZAN AL Sur del Pinar de Valsaín  (Segovia) se localizan en Sierra Nevada y la Sierra de Baza, estando ausentes en el resto de sierras andaluzas, lo que pone de manifiesto la singularidad e importancia de estos ecosistemas forestales, lo que ha merecido su catalogación como HIC de interés preferente. De modo que un magnífico ejemplo de bosques ibéricos, y una singularidad botánica, la constituyen estos bosques de pinos silvestres (Los Bosques Ibéricos. Un Estudio Geobotánico. Pág. 484).           

La fauna que se localiza en estos pinares, también es de gran importancia
preview
© José Ángel Rodríguez
Pito real (Picus viridis) una de las aves forestales que podemos localizar en estos pinares. 

Si tenemos ocasión de acercarnos a uno de los bosquetes de pinos silvestres que se localizan en la Sierra de Baza, particularmente en la época primaveral, quedaremos sorprendidos con los melodiosos cantos de las aves que habitan en estos pinares, los que podemos calificar como auténticos refugios para la vida y la biodiversidad de las especies animales que aquí se refugian, al encontrar en este HIC árboles de buen porte para refugiarse y establecer sus nidos, y también alimento tanto en los piñones que producen, como particularmente en las flores y los frutos que generan los arbustos que se localizan en el sotobosque de este ecosistema forestal. 

Los reptiles y particularmente los anfibios, están también muy bien presentados en este HIC, destacando la localización del sapo partero bético (Alytes dickhilleni), una especie de anfibio anuro de la familia de Alytidae, endémica de Andalucía Oriental y Murcia, que se encuentra muy representado en la Sierra de Baza y sobre el que se puede ampliar información pulsando AQUÍ

Principales problemáticas a las que se enfrentan los pinos oromediterráneos de la Sierra de Baza
preview
© José Ángel Rodríguez
Ciervos alimentándose a los pies de un pino silvestre. 

Dada la importancia de estos pinares oromediterráneos, su carácter relíctico y excepcionalidad en la zona de su localización, al Sur de la Península Ibérica, con una bajas precipitaciones, éstas además en lamentable y preocupante descenso en los últimos años, agravado por el progresivo aumento de las temperaturas, como consecuencia del constatado cambio climático que estamos viviendo, hace mantenerse a estos pinares en un frágil equilibrio ecológico y con un incierto futuro. 

Como destaca Olmedo Cobo, J.A. en su publicación “Biogeografía y Vegetación de la Sierra de Baza” (pág. 84), la minería desarrollada entre los siglos XIX y XX en toda la zona en que se localizan estos excepcionales pinares, llevó asociada tala de arbolado para el uso de la madera como combustible en la boca de mina y también para el entibado y protección de los túneles de la minas, de forma que si este autor considera que el área natural de estos pinares era de unos 40 km2, ahora aparece reducida a un diez por ciento aproximadamente, a unos 4 Km2, los que están plenamente arbolados con Pinus sylvestris ssp. nevadensis. 

Otro problema que preocupa de un modo especial para la supervivencia de estos endémicos pinares es la escasa regeneración natural del pino silvestre, lo que como destaca Olmedo Cobo se produce por una pluralidad de circunstancias negativas que se acumulan, como son las relacionadas con las dificultades para el desarrollo y crecimiento de los individuos jóvenes durante los años secos o, incluso, la muerte de las plántulas al no soportar la sequía estival de cada temporada. A lo que se añade el consumo, por las aves y particularmente por los herbívoro (domésticos y silvestres), de las jóvenes plantas, lo que condiciona de un modo especial la renovación de estos singulares y endémicos árboles. 

Puede ampliarse información sobre la incidencia del cambio climático en estos endémicos pinares, en el siguiente reportaje: 

El cambio climático puede estar secando los pinos oromediterráneos del Parque Natural Sierra de Baza (Granada)

  • Creado el


logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>