Skip to main content

Comprar Guía >> |  Mapa Web >>Buscar >>Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. |

Edición Mensual - Año XXVI | Nº 300 - Junio 2024

NOTICIAS

imagen de decoración

Etnobotánica de la Sierra de Baza: La oruga blanca (Eruca vesicaria)


 © José Ángel Rodríguez
Planta de la oruga blanca en su hábitat natural de la Hoya de Baza (Granada).

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
01/09/2023

También conocida con los nombres populares de arúgula,  ruca, rúcula o roqueta o simplemente oruga, de hecho, el nombre genérico de “Eruca”, es una palabra latina que significa “oruga”.

La oruga blanca es una planta herbácea, anual, con tallos de 20 a 100 cm de altura, híspida, olorosa y ramificada.

Las hojas, van de lirado - pinnatífidas a pinnatisectas, en ocasiones bipinnatisectas; las basales se disponen formando una roseta; tienen un lóbulo final grande y 3 - 5 más estrechos laterales.

Las flores, que aparece desde mediados del invierno a finales de la primavera,  se reúnen en inflorescencias de tipo racimo, sin brácteas.

El cáliz consta de 4 sépalos de 7 - 12 mm, erectos, los laterales algo gibosos en la base y cuculados en el ápice.

La corola tiene 4 pétalos de 15 - 20 mm, blanquecinos o amarillos con las venas marcadas de violeta, y tienen una larga uña.

El androceo es tetradínamo, ya que está formado por 4 estambres largos y otros dos más cortos; el gineceo consta de un ovario súpero del que surge un estilo que finaliza en un estigma bilobado.

El fruto es una silicua de 10 - 18 x 4 - 6 mm, erecta, glabra, con aspecto ensiforme; en su interior tiene varias semillas algo aplanadas, de hasta 1.4 x 1.1 mm, dispuestas en dos filas y de color ocre.

Se distribuye de forma natural por el sur de Europa y región mediterránea, donde se estima se encuentra su lugar de origen. Al ser una planta de aprovechamiento y consumo humano, esta área natural se encuentra hoy en día muy extendida y se ha naturalizado como planta silvestre fuera de su área de distribución natural en las regiones templadas de todo el mundo, incluyendo el norte de Europa y América del Norte, estando tan solo ausente de las regiones más frías, al no soportar las temperaturas muy bajas.

En la Sierra de Baza está presente de un modo abundante la oruga blanca, donde se presenta como ruderal y arvense, aun cuando su mayor amplitud y densidad los encuentra en los terrenos esteparios de la Hoya de Baza (Granada), donde es planta nutricia de la mariposa Baza (Euchloe bazae).

Usos etnobotánicos


 © José Ángel Rodríguez
Detalle de la flor de la oruga blanca.

Esta planta es conocida y aprovechada para el consumo humano desde la antigüedad, así Pío Font Quer, en su diccionario de “Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado”, 1886, destaca las virtudes afrodisiacas de esta planta, así refiere como Dioscórides dice que “comida cruda, en gran cantidad, la oruga estimula la lujuria”, aconsejando amansarla con leche y vinagre, formando una papilla. Font Quer también alude a que el Dr. Laguna también destacas estas cualidades de la oruga y señala como “Calienta potentísimamente y por eso no se suele comer sola, sino mezclada con lechuga y alguna otra hierba fría”.

La oruga blanca se recogía tradicionalmente en la naturaleza o cultivada en huertos familiares junto con hierbas como el perejil y la albahaca. Rica en vitamina C y potasio, se consume cruda, una vez lavada sus hojas, en ensalada. Actualmente se comercializa con el nombre de rúcula, formando parte de las ensaladas más apreciadas.

De sus semillas se obtiene un aceite, el aceite de rúcula, el que se utiliza para el cuidado y fortalecimiento del cabello, pudiendo encontrarlo en herbolarios y parafarmacias en botes de 30 a 100 ml listo para su uso.

Ahora, la oruga blanca o rúcula, como también se le conoce, se cultiva y comercializa de un modo amplio, estando disponible para el consumo humano en supermercados y tiendas de alimentación de todo el mundo.

La oruga blanca es una planta de gran importancia ecológica y medioambiental, por ser la planta nutricia de la mariposa Baza, también conocida como azufrada ibérica y puntaverdosa (Euchloe bazae), una mariposa endémica y exclusiva de la Hoya de Baza, declarada en peligro de extinción por Decreto 139/2011 que desarrolla el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas, pudiendo ampliarse información sobre esta especie pulsando AQUÍ.

  • Creado el .