Skip to main content

Comprar Guía >> |  Mapa Web >>Buscar >>Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. |

Edición Mensual - Año XXVII | Nº 297 - Marzo 2024

SECCIONES

imagen de decoración

Aves de la provincia de Granada

El vuelo de las aves II

Collalba gris (Oenanthe oenanthe subsp. libanotica) (II)


 Por Roberto Travesí

 

preview
Para ver en grande, pulsar sobre la imagen 

Equipo: CANON

FULL FRAME, 500 mm, 1/3.000 s, f/4.5, ISO 400

(imagen con recorte en cámara sin reencuadre posterior)

Modo de disparo: Manual

Formato: RAW+JPG

Trípode BILORA con gimbal BENRO 

PROYECTO  SIERRA DE BAZA
01/04/2023

Sierra Nevada, julio 2022
Como ya se apuntó el mes pasado, continuamos este mes atendiendo a la técnica fotográfica necesaria para capturar vuelos, tomando como modelo a la collalba gris (en este caso volando sobre un borreguil -prado siempre verde- de las cumbres nevadenses), en un trabajo realizado el año pasado en el único Parque Nacional que tenemos en la provincia, figura de protección compartida con la provincia de Almería. Es por ello que nos remitimos al mes pasado para la acostumbrada breve pincelada sobre la especie. 

Al contrario que el mes pasado, la alta velocidad de obturación fue la utilizada para congelar el rápido vuelo del macho de collalba gris (1/3.000 s), esto es, la mal llamada “velocidad”, ya que no se mide en km/h o m/s, sino que es el tiempo en el que está abierto el obturador (en el caso de las cámaras réflex y en el de las sin espejo que disponen del mismo). Es decir, en definitiva se trata del tiempo durante el cual el sensor recoge el instante en sí de la imagen. Porque esta acción se puede realizar mediante tres combinaciones diferentes: 

  1. Obturación mecánica (es decir, utilizando totalmente el obturador o “cortinilla” como en las clásicas cámara réflex de película).
  2. Primera cortinilla electrónica (y cierre de la segunda cortinilla con obturador mecánico, o viceversa, como la Canon M6 II).
  3. Disparo electrónico (no usando las laminillas del obturador, esto es, la apertura y el cierre de la captura fotográfica -primera y segunda cortinilla- se realiza de manera completamente electrónica, como es nuestro caso; de hecho, alguna cámara sin espejo como la Nikon Z9 no presenta el mecanismo mecánico para la obturación, aunque sí para cambiar de objetivo e impedir para ello la entrada de polvo durante esta acción, hecho copiado por fin de las cámaras Canon que desde sus inicios lo presentan. La diferencia entre estos tres modos de obturación tiene que ver, en algunas cámaras, con la captura de imágenes con mayor o menor bit (profundidad de color de los RAW, es decir, fotografías a 14 o 12 bit a causa de las rápidas ráfagas a gran resolución, algo presente en diferentes marcas, como es por ejemplo el caso de la Canon R5 -20fps a 45 MP-). Sin embargo, la diferencia fundamental entre estos tres tipos de disparo tiene que ver con la rapidez con que el sensor captura la imagen, que en el caso electrónico se realiza linealmente con cierta lentitud, produciendo indeseables efectos de obturador rodante (rolling shutter en inglés). El futuro -ya presente- de los obturadores electrónicos pasará porque todos los obturadores sean globales, es decir, sin retraso en la lectura (captura), algo actualmente que conlleva, según diferentes fuentes de información, imágenes con menor rango dinámico, resolución no elevada, etc.). 

Finalmente, indicar a la dificultad de obtener este tipo de imágenes se le añaden tres parámetros más que hacen que esta técnica fotográfica sea de muy difícil consecución (la utilización de barreras fotográficas de accionamiento automático sería un cuarto punto a tener en cuenta, aunque no es el caso de la imagen que aquí presentamos): 

  1. Introducir el ave en el encuadre (visor), dada la rapidez y fugacidad de la acción
  2. Componer adecuadamente (en este caso, dejar el pájaro a la derecha del encuadre para mostrar por delante un área que debe recorrer su trayectoria, aportando así dinamismo a la imagen, hecho además idóneo para la maquetación de carteles, dobles páginas de libros/revistas, etc., al poder incluir textos en dicha zona).
  3. Conseguir el enfoque perfecto en el ojo del ave. 

El JPG aquí publicado se obtuvo directamente desde el RAW, utilizando el software Canon DPP (versión 4.17.10.0), con los siguientes parámetros: 

  • Ajuste de brillo: +0.40
  • Ajuste de la temperatura de color: 4.800ºK
  • Otros ajustes: 0 (luminosidad automática, claridad, ajuste de gamma, contraste, sombras, tono de color, saturación de color, corrección de la difracción, iluminación periférica, etc.)
  • Altas luces: -2
  • Reducción de ruido de luminancia: 0.5 (sobre 20)
  • Reducción de ruido de crominancia: 1 (sobre 20)
  • Nitidez: fuerza 8 (sobre 10) 

Pinchar en la fotografía para observar la imagen al 100% (píxeles reales).

© Roberto Travesí 2023
www.robertotravesi.es 
Otras fotografías también en: Flickr, Instagram y Facebook