Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXIII | Nº 267  Septiembre 2021

FICHAS

imagen de decoración

Fichas de Aves del Parque Natural Sierra de Baza

Búho chico (Asio otus)


© Alfonso Roldán
Ejemplar adulto de buho chico.


FICHA TÉCNICA:

Orden: Strigiformes
Familia: Strigidae
Especie: Asio otus
Estatus: especie catalogada de interés especial.
Longevidad: pueden vivir hasta 15 años.
Peso: De 200 a 335 gramos aproximadamente.
Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 97 cms.
Longitud: 36 cms. aproximadamente.


DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE 

El búho chico es una rapaz nocturna de forma muy parecida al búho real, pero de tamaño mucho más pequeño. Al verlo llaman la atención sus grandes ojos de color anaranjado, así como su disco facial donde sitúa dos grandes mechones de pelo a modo de orejas. Su plumaje es de color pardo oscuro con lunares de color negro y franjas en la parte ventral de color marrón oscuro. 

Su pico es pequeño y afilado, de color negro y sus patas terminan en unas garras perfectamente diseñadas para capturara sus presas favoritas: los micromamíferos como las musarañas, musarañitas, ratones de campo y topillos, fundamentalmente. 

Las hembras son algo más grandes que los machos y los pollos al nacer tienen unos ojos de color más amarillo, así como un plumaje gris claro.  

© Alfonso Roldán
Ejemplar joven de búho chico donde se aprecia el color amarillo del ojo, así como su plumaje de color gris. 

El hábitat preferido del búho chico son los terrenos abiertos con cierta arboleda, lindes de los bosques, preferentemente de coníferas, aunque suele frecuentar campos de cultivo y pequeños bosque de ribera con saucedas. 

Durante el día permanece erguido y cerca de un tronco del árbol que utiliza de posadero, para evitar ser descubierto.  

©  Eduardo Nogueras Ocaña
Nido utilizado por el búho chico 

Suele construir el nido a gran altura del suelo, preferentemente sobre coníferas, aunque se observan nidos situados en otras especies arbóreas como encinas, castaños y robles. 

A veces aprovechan la estructura ya existente de nidos de otras especies como la urraca e incluso de ardilla. La nidada se efectúa de marzo a junio y el número de huevos depende de la cantidad de alimento que ese año puede ser aportado. Lo normal es de tres a cinco huevos que serán incubados durante cuatro semanas y que permanecerán otras tres en el nido alimentados principalmente por el alimento aportado por el  macho. 

©  Eduardo Nogueras Ocaña
Egagrópila encontrada bajo el posadero habitual de un búho chico, pueden apreciarse los huesos pequeños de micromamíferos, así como pelo. 

Una vez terminada la fase reproductora vuelan en grupos familiares durante el otoño y en invierno suelen posarse en el mismo árbol gran cantidad de individuos. 

Se alimenta de pequeños roedores, micromamíferos como el ratón de campo, las musarañas y topillos. También de algunos insectos. Suele situarse en un posadero desde el que lanza su ataque a la presa. También caza desde el aire. La forma de localizar a sus presas se basa en su fino oído y a la aguda vista que le permite ver en condiciones de gran oscuridad. Una vez capturada la presa y digerida, expulsa en forma de egagrópila los restos de comida más difíciles de digerir, como trocitos de huesos, pelo etc…  

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña
Tres ejemplares de búho chico (uno de ellos de espaldas) en su posadero habitual durante el invierno. 

Su voz es un reclamo seco y corto “huhh” que emite sin que se oiga con la claridad de otras rapaces nocturnas. 

El vuelo del búho chico es ondulante, bastante acrobático, dejando fuera de juego a su presa que suele ser atacada por sorpresa gracias a su habilidad para volar cerca del suelo y entre la arboleda sin hacer ruido alguno.


EL BUHO CHICO EN LA SIERRA DE BAZA 

  

©  Eduardo Nogueras Ocaña
Buho chico fotografiado en cautividad llegando a su posadero 

El búho chico es una especie presente en la Sierra de Baza. Su número no se puede precisar con facilidad, pero no debe de ser muy alto, debido a la falta de avistamientos, ya que es una especie difícil de detectar.  Es un ave sedentaria, aunque puede darse el caso de individuos que pasen el invierno en zonas cercanas a la sierra y aniden en otros lugares de la provincia.  Se puede confundir de lejos con la lechuza campestre y el cárabo. La Sierra de Baza presenta una gran variedad de biotopos precisos para la adaptación del búho chico a su habitat, pero no es fácil -como se ha mencionado antes- advertir su presencia debido a sus costumbres crepusculares y a la baja frecuencia sonora de su reclamo.

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

© 2009 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados



logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>