Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXIII | Nº 267  Septiembre 2021

FICHAS

imagen de decoración

Fichas de Aves del Parque Natural Sierra de Baza

Roquero solitario (Monticola solitarius)


© Armando Caldas
Macho adulto de roquero solitario con una presa.


FICHA TÉCNICA:

Orden: Passeriformes
Familia: Turdidae
Especie: Monticola solitarius
Estado de conservación: En los diferentes catálogos de especies amenazadas tanto de España como de Andalucía figura como de “interés especial” y no amenazada respectivamente.
Longevidad: Hasta 10 años aproximadamente.
Peso: 80 gramos aproximadamente.
Envergadura: Entre 34 y 39 centímetros aproximadamente.
Longitud: 21 centímetros aproximadamente.


DISTRIBUCIÓN 

 
© José Miguel Pantaleón
Macho adulto de roquero solitario. 

Se distribuye por el sur de Europa, Turquía, nordeste de África y parte de Asia, a lo largo de cuyos territorios se localizan varias subespecies, en España se localiza la subespecie solitarius. En la Península Ibérica lo podemos encontrar por prácticamente todos los sistemas montañosos del país, aunque escasea en la zona norte y se hace más abundante según nos desplazamos hacia el Mediterráneo. Es un ave sedentaria, aunque con cierta lógica por lo ambientes en los que habita, realiza pequeños desplazamientos altitudinales en invierno, evitando el frio extremo.  Aunque es una especie netamente residente, también se han citado a ejemplares que viajan hacia el centro y el este de África, durante el invierno.  El conjunto de la población española se estima en unas 10.000 parejas.


CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS

© Francisco Rosa García
Hembra adulta de roquero solitario.

El Roquero Solitario tiene un gran parecido con el Mirlo Común, especialmente la hembra, a cierta distancia, sin embargo de cerca se aprecian unas claras diferencias. Los mirlos son también más grandes y corpulentos, y los roqueros mucho más estilizados y colilargos, por lo que incluso por su silueta podemos diferenciarlos. 

© Daniel León
Macho adulto de roquero solitario.

La especie presenta un acusado dimorfismo sexual, de modo que mientras que la hembra del Roquero Solitario es parda en sus partes superiores, las partes inferiores muestra un barreado pardo claro, el macho tiene unos colores más vivos y llamativos que la hembra y muestra un bonito color azul oscuro que ocupa casi todo su cuerpo, aunque en las alas y cola está menos marcado siendo más oscuras. En uno y otro sexo el pico es largo, y al igual que las patas y los ojos, también muestra un color oscuro.  


HÁBITATS NATURALES

© Agustín Povedano
Macho de roquero solitario en uno de sus hábitats naturales.

El nombre de Roquero Solitario es ilustrativo de su marcado carácter rupícola, estando asociado a diferentes ambientes rocosos, por lo que suele ocupar acantilados, barrancos, pedrizas e incluso canteras en desuso y construcciones humanas. Abarca un abanico altitudinal muy amplio, pues podemos encontrarlo desde el nivel del mar hasta la alta montaña.


NIDIFICACIÓN

© Armando Caldas
Roquero solitario alimentando a sus pollos.

La nidificación suele comenzarla muy pronto, y en abril podernos encontrarlo ya  anidando, normalmente una única puesta, aunque hay poblaciones mediterráneas que efectúan dos puestas.  Anida en huecos, grietas y agujeros propios de los hábitats montañosos y rupícolas que ocupa, aunque también puede anidar en construcciones humanas y viejas ruinas abandonadas siempre que no se vea molestado, pues tiene un carácter algo arisco. 

© Miguel Montoro Peinado
Pollo de roquero solitario.

El nido consiste en una gran taza forrada con hierbecillas y plumillas y la puesta suele constar de entre 3 y 6 huevos de color azulado con un leve moteado pardo claro. La incubación dura 12-13 días. Tras la eclosión, los pollos son alimentados por ambos padres durante dos o tres semanas.


ALIMENTACIÓN

© Armando Caldas
Macho adulto de roquero solitario con una presa.

Su alimentación es muy variada, pudiendo consumir una gran variedad de insectos, frutillas, semillas e incluso pequeños reptiles como algunas especies de lagartijas que comparten su hábitat y pasan a integrar su dieta.


CANTO

© José Miguel Pantaleón
Macho de roquero solitario cantando desde su posadero.

Su canto es parecido y puede confundirse con el de otros miembros de la familia Turdidae como Mirlos o Zorzales, aunque el  del Roquero Solitario es mas aflautado y melodioso.


EL ROQUERO SOLITARIO EN LA SIERRA DE BAZA

© José Ángel Rodríguez
Macho adulto de roquero solitario fotografiado en el Parque Natural Sierra de Baza el 27/06/2015. 

El Roquero Solitario está presente en el Parque Natural Sierra de Baza y ocupa desde terrenos basales, donde se localizan algunas canteras abandonadas en cuyos cortados ha nidificado, hasta las cimas de los calares, pues las rocas presentes en esas cimas son uno de sus hábitats preferidos. También ocupa viejas construcciones y ruinas abandonadas, por lo que los antiguos y ruinosos pueblos mineros que salpican el Parque Natural Sierra de Baza, constituyen unos enclaves perfectos para esta bonita ave, por lo que probablemente ocupe y se reproduzca en estos ambientes. 

© Texto: Juan Antonio Dengra Martínez
Monitor de educación ambiental y guía local en el Altiplano de Granada



logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>