Comprar Guía >> |  Mapa Web >> |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Buscar - Categorías Web
Buscar - Contenido Web

Edición Mensual - Año XXIII | Nº 267  Septiembre 2021

FICHAS

imagen de decoración

Fichas de Aves del Parque Natural Sierra de Baza

Tarabilla común (Saxicola torquatus)


© Eduardo Nogueras Ocaña
Ejemplar adulto de tarabilla común.


FICHA TÉCNICA:

Orden: Passeriformes
Familia: Turdidae
Especie: Saxicola torquata
Estatus: especie catalogada de interés especial.
Longevidad: pueden vivir hasta cinco años.
Peso: Unos 15 grs. aproximadamente.
Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 20 cms.
Longitud: Unos 13 cms. aproximadamente.


DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

La tarabilla común es un ave de pequeño tamaño, más o menos como un gorrión común, aunque como se describe a continuación tiene un aspecto notoriamente diferente. El macho tiene la cabeza y la garganta de color negro contrastando con una mancha en el cuello de color blanco; su vientre es de color naranja pálido y tanto su cola como sus patas son de color negro; sus alas son de color oscuro con franjas de color negro. La hembra, no tiene la cabeza negra, sino parda con una banda clara sobre el ojo y es más estilizada que el macho. Los individuos jóvenes tienen el pecho moteado. 

© Eduardo Nogueras Ocaña
Hembra de tarabilla común. 

© Eduardo Nogueras Ocaña
Imagen de una sesión de anillamiento de un ejemplar macho. 

El hábitat natural de esta especie son los espacios abiertos con arbustos de bajo porte donde posarse. Los terrenos esteparios, la campiña y los herbazales son lugares elegidos por la tarabilla para establecerse. No se la suele ver en bosque muy cerrados, ni en zonas de cultivo. 

© Eduardo Nogueras Ocaña
La tarabilla busca pequeños arbustos donde posarse.

El nido es una taza herbácea revestida de pelo y plumas colocado cerca del suelo. La puesta suele ser de cuatro a cinco huevos y hay dos nidadas anuales desde los meses de abril y mayo hasta julio. La incubación la lleva a cabo solo la hembra y el macho aporta alimento. Tras unas dos semanas de incubación nacen los pollos, que permanecerán en el nido otras dos semanas, alimentados por ambos congéneres.

 

© Eduardo Nogueras Ocaña
La tarabilla se localiza, fundamentalmente, en la parte más alta de los arbustos, pero también puede verse posada en cables de tendidos eléctricos.

El comportamiento de esta especie es muy peculiar, ya que se mueve de forma continua, se desplaza de posadero en posadero en busca de alimento, con vuelos cortos y emitiendo un sonido característico “chac- chac”. Las parejas de tarabillas suelen desplazarse por la misma zona, de modo que no suelen separarse mucho el macho y la hembra. 

© Eduardo Nogueras Ocaña
Aunque son de pequeño tamaño, los vivos colores de su vientre la delatan sobre los arbustos.

La alimentación de la tarabilla es a base de larvas, insectos, arañas así como de gusanos y orugas, en menor medida las semillas también forman parte de su dieta. Desde su posadero, que suele ser muy variado, desde postes de la luz, vallas y arbustos hasta muros de piedra, es capaz de alcanzar insectos en vuelo, para regresar a su posadero de nuevo para digerirlos. 

© Juan Cubero
Ejemplar de tarabilla fotografiada en las proximidades de Prados del Rey en la Sierra de Baza.

La tarabilla común tiene en Europa una amplia distribución que, sin embargo, no alcanza a la zona más septentrional del Continente. Sus límites al Norte son Dinamarca, Alemania Oriental, Sur de Polonia y Rusia y falta completamente en Escandinavia e Islandia. En la Península Ibérica y en Baleares parece ser en gran parte una especie sedentaria sujeta probablemente a trashumancias invernales, pero con regreso a su lugar de origen. De hecho, el seguimiento de los ejemplares anillados ha puesto de manifiesto como la mayor parte de las recuperaciones se efectuaron al año siguiente en el mismo lugar.


LA TARABILLA COMÚN EN LA SIERRA DE BAZA 

  

© José Ángel Rodríguez
Macho de tarabilla común fotografiado en su típica pose, en la zona de la Cañada del Gitano (Sierra de Baza) 

La tarabilla común es una especie sedentaria dentro de la Sierra de Baza, aunque se la detecta más fácilmente en las zonas abiertas con abundancia de piedras y matorral espinoso. Se has visualizado individuos desde la zona basal hasta los dos mil metros, en la zona de los Prados del Rey. La población no parece ser muy alta, pero es una especie que puede observarse con cierta facilidad debido a su costumbre de posarse en lugares destacados sobre la llanura. En la Hoya de Baza es una especie relativamente frecuente, donde se ha estudiado su dieta alimenticia, compuesta fundamentalmente por insectos y orugas de lepidópteros, que completa con frutos de la alcaparra (Capparis spinosa) en la época estival.

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

© 2010 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados



logo proyecto sierra de baza

Copyright © 1999-2021 Proyecto Sierra de Baza.
Reservados todos los derechos. Cualquier reproducción total o parcial debe contar con autorización expresa.
Ver Mapa Web >>

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.
Webmaster: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Nueva Web 2021 y Diseño: Jose Navarro - Baza Web App
Aviso Legal >> | Privacidad & Cookies >>